La UE quiere responder a Rusia boicoteando su Mundial

0
Blatter y Puttin durante el pasado Mundial de Brasil 2014
  • La UE amenaza con boicotear el Mundial de Rusia 2018, además de otros eventos deportivos de calado internacional
  • Blatter se muestra reacio a utilizar el deporte como medida de presión política entre los estados

La delicada situación que se vive en Ucrania con una Rusia amenazante que ha logrado extender la crisis a toda Europa, está provocando que el mundo del deporte también se vea o pueda verse afectado y no sólo con la suspensión de las competiciones deportivas en la zona por motivos estrictamente de seguridad sino que el mismo sea utilizado como arma de presión para la consecución de los objetivos de las partes.

Así, mientras Rusia procedió con un boicot a los productos europeos que está dejando serios problemas económicos en las empresas que exportaban al país para proceder a importar productos procedentes de Israel, en Europa han decidido utilizar la vía del deporte para responder a dicha afrenta.

La UE se plantea boicotear el Mundial de Rusia 2018

En este sentido, y según un documento que obra en poder de la Comisión Europea, la UE se encamina a aprobar hoy viernes una propuesta de sanciones contra Rusia con el objetivo de lograr su aislamiento económico, financiero e institucional como respuesta a su postura en el conflicto de Ucrania. Y lo verdaderamente destacable de este documento a nivel deportivo es la recomendación que en él se hace de una exclusión de Rusia total y completa de eventos y actos culturales, económicos y, también y además, deportivos, de índole internacional.

Y entre estos acontecimientos deportivos a los que se hace referencia destaca sobremanera en el horizonte el Mundial de Fútbol FIFA que organizará Rusia en el año 2018, al que la UE habría puesto como gran objetivo a la hora de llevar a cabo los posibles boicots con los que presionar a Rusia para que flexibilice la situación.

No es la primera vez

No es la primera vez, sin embargo, que desde la Unión Europea se trata de presionar a Rusia con el deporte como excusa y, más concretamente, con la figura del Mundial. Ya en Julio de este mismo año, el viceprimer ministro británico, Nick Clegg, pidió desposeer a Rusia de su Mundial del año 2018 como medida de sanción por su actuación en el conflicto bélico al este de Ucrania.

Pero no fue lo único que se ha propuesto. El próximo mes de Octubre se celebrará por primera vez el Gran Premio de Rusia de Fórmula 1, un acontecimiento que se llevará a cabo en la ciudad de Sochi, a apenas 600 kilómetros del eje del conflicto, Crimea, territorio que se ha anexionado Rusia. Este mismo documento pide igualmente el impedimento de la celebración de este Gran Premio, algo que desde el Reino Unido ya se ha planteado en varias ocasiones como medida de presión.

Blatter, en contra de la suspensión

Desde la UEFA también se han mojado en este asunto. Así, su presidente, el suizo Joseph Blatter, ha respaldado de manera rotunda la organización del Mundial de 2018 por parte de Rusia y ha descartado igualmente que el mismo pueda ser utilizado como medida de presión ante Rusia amenazándole con modificar la sede debido al conflicto en Ucrania.
El máximo mandatario del fútbol mundial consideró que el boicot al Mundial de Rusia 2018, un evento puramente deportivo, no acarrearía ninguna solución al conflicto y agudizaría, en tal caso, el clima de tensión que se vive en Europa respecto al mismo.