La Premier limita a Al Jazzera para combatir la piratería

0

El pasado mes de Julio, Al Jazeera se hacía con los derechos en exclusividad para retransmitir todos los encuentros de la Premier League en Oriente Medio y el Norte de África en un suculento contrato firmado con la competición inglesa que le reporta a la misma suculentos ingresos procedente del mismo a cambio de la cesión al canal árabe de estos derechos durante los próximos tres años.

Así, al Jazeera es la propietaria de los mismos durante las temporadas 2013/2014, 2014/2015 y 2015/2016. Sin embargo, la liga detectó que, desde entonces, un buen número de establecimientos en el Reino Unido accedían a los canales de Al Jazeera para seguir los encuentros en suelo británico, favoreciendo de manera indirecta el uso de la piratería para acceder a los contenidos de la Premier League. La situación se agravaba en aquellos países a los que surtía directamente de la señal Al Jazeera.

A tal respecto, la Premier League ha decidido y solicitado al canal árabey a Fox Sports Italia, que tiene los derechos para el país transalpino, que limiten sus retransmisiones a un sólo encuentro durante el fin de semana a celebrar el sábado a las 15h00, horario en el que se juegan la mayoría de los encuentros de la Premier, con el objetivo de evitar la piratería a través de estos canales dentro de suelo británico.

Además, ha recomendado encarecidamente a dichas operadoras que pongan en marcha las medidas de protección necesarias que eviten el pirateo de sus respectivas señales, señales que emiten en Oriente Medio a través de los satélites Nilesat y Arabsat y cuyas tarjetas de suscripción están siendo utilizadas por particulares y dueños de bares y pubs para descodificar, en aparatos genéricos, la señal del canal árabe. Asimismo, se ha detectado el mismo proceder en empresas piratas que ofrecen la señal a través de Internet para seguir los encuentros de manera online.

La ‘recomendación’ a estos canales de la Premier estará vigente en tanto en cuanto ambas operadoras no logren implantar un sistema lo suficientemente seguro que impida la descodificación de su señal a través de estos métodos, protegiendo con ellos los derechos de la Premier League para el Reino Unido, en manos de Sky Sports y BT.