La Premier le para los pies al United

0
  • El United llevó a la liga la posibilidad de admitir publicidad en la parte trasera de las camisetas
  • La propuesta de los “Diablos Rojos” fue rechazada por el resto de clubes de manera unánime

Jarro de agua fría el que se han llevado los actuales dirigentes del Manchester United tras la reunión mantenida con el resto de clubes de la Premier League respecto a una de las proposiones más ambiciosas planteadas hasta la fecha dentro del sector del marketing deportivo por el club de Old Trafford y que ha recibido la negativa, por unanimidad, del resto de equipos.

La preocupante situación económica del United

Puede parecer contradictorio. Pero es la realidad. Decir que un club que acaba de firmar el mayor acuerdo de sponsorización técnica de la historia dentro del mundo del fútbol con adidas y por el que percibirá más de 90 millones de euros al año (condicionados a su clasificación para la Champions League de cada temporada) y que tiene un acuerdo para el patrocinio comercial de su camiseta de más de 60 millones de euros anuales con la firma Chevrolet, pasa por dificultades económicas, es casi inimaginable.

Pero los malos resultados deportivos del United tras la retirada de Ferguson (la presente campaña no está en ninguna competición europea, con la de millones de euros que dejará de percibir que ello implica) y el descomunal gasto en fichajes realizado esta pretemporada por el club (Di Maria y Falcao entre otros) ha propiciado que el United y sus dirigentes se presentaran ante la liga con una propuesta que fue rechazada de plano.

Publicidad en la parte trasera de las camisetas

Con estos precedentes el club de Old Trafford, a través de sus dirigentes, se plantó en la última reunión de la liga ante los representantes del resto de equipos con una propisición que apenas dio tiempo a ser debatida por la unanimidad de los mismos a la hora de rechazarla: el Manchester ponía sobre la mesa el debate de la conveniencia de autorizar la publicidad en la parte trasera de las camisetas, un intento de obtener unos mayores ingresos que vinieran a recuperar la tesorería del United.

Los dirigentes de los Diablos Rojos traían como argumento que sería una importante fuente de ingresos para los clubes y que esta práctica ya está autorizada en competiciones como la FA Cup o la League Cup. Pero sin embargo, fue rechazada de plano. El resto de clubes convino que sólo los grandes sacarían realmente provecho a esta proposición, entre ellos el Manchester United, y que, en cambio, provocaría una comercialización de las camisetas hasta puntos inimaginados, convirtiendo la misma en un mero escaparate comercial.

Freno a las intenciones del United

Con el acuerdo adoptado por la liga, se ponía freno a las intenciones del United, un club capaz de convertir en oro todo lo que toca a nivel comercial. No en vano, recordemos que fue uno de los primeros clubes en comercializar el patrocinio por separado de la camiseta de entrenamientos, de su ciudad deportiva y de los ahora conocidos regional partners. Todo en conjunto le supone un importante cúmulo de dinero para el club de Manchester.

La situación económica del club es preocupante y, como tal, tiene, precisamente, preocupados a sus dirigentes. Los dueños del club tuvieron que salir recientemente al paso de rumores que hablaban que estarían preparando el terreno para una posible venta del club. La prestigiosa revista Forbes mostraba, hace tan sólo unos días, la real pérdida de valor de una entidad que hasta hace poco era considerada como una de las de mayor valor a nivel mundial.