GoDaddy, obligada a retirar su anuncio para la Super Bowl

0
Fotograma del spot eliminado de GoDaddy para la Super Bowl
  • Las críticas al spot de GoDaddy para la Super Bowl obliga a la compañía a retirarlo antes de su emisión
  • La firma ya ha anunciado tener un as en la manga para su presencia en el evento del próximo domingo

Hace tan sólo unos días contábamos en Marketing Deportivo MD las diferentes estrategias con las que encaran las marcas y firmas comerciales su presencia en la Super Bowl: recurrir al marketing emocional, al sentido del humor, a la acción, son algunas de las líneas maestras de las que no suelen salirse las firmas que han optado por desembolsar los 4,5 millones de dólares que ha exigido este año la NBC para estar presente en el evento.

Sin embargo, hay otras que optan por una estrategia mucho más arriesgada que en principio logra resultados de manera inmediata pero que puede traer como consecuencia una importante crisis de reputación de la marca en cuestión difícil de reparar en el futuro. Esto es lo que le ha pasado a GoDaddy y su polémico spot para la Super Bowl de este 2015.

La polémica obliga a GoDaddy a retirar su anuncio para la Super Bowl

GoDaddy decidió recurrir a la ironía y al sentido del humor más negro para parodiar uno de los spots que más aplausos se llevó en la última edición de la Super Bowl: el conocidísimo Puppy Love de Budweiser, Sin embargo, GoDaddy tenía preparado un final mucho más abrupto que el de la campaña de la marca cervecera en 2014.

Así, Puddy, que así se llama el perrito de GoDaddy, ve como en un viaje en furgoneta con sus dueños, un bache en la carretera le hace saltar de la misma. Desde ese momento emprende una aventura para volver al calor del hogar de sus propietarios. Sin embargo, cuando llega, la alegría de su dueña por reencontrarlo tiene un secreto oculto: su preocupación radicaba en que lo había vendido en las redes sociales a un nuevo comprador.

El vídeo rápidamente se convirtió en tendencia en los Estados Unidos y fue objeto de una ola de protestas que llegó incluso a tener su propio hashtag en Twitter, #GoDaddyPuppy, que rápidamente se convirtió en tendencia impulsado por amantes de los animales y plataformas en defensa de los mismos que veían en el spot de GoDaddy una incitación al abandono y comercialización de animales. La compañía comenzó a tomar consciencia del alcance de la situación cuando se registró una petición en la conocida plataforma change.org, que obtuvo más de 42.000 firmas para que GoDaddy retirara el spot.

GoDaddy comprobó cómo había conseguido lo que quería, la mayor repercusión posible para su compañía, aunque quizás no llegó a calibrar el enorme coste que desde el punto de vista de su imagen de marca le ha podido crear la campaña, con una importante crisis de reputación sobre la misma que ahora trata de corregir.

A pesar de que GoDaddy ha retirado su spot, ha afirmado que ello no implica que no estará presente en la Super Bowl, para la que tiene guardado un as en la manga que pronto sabremos cuál es.

La visualización del spot eliminado de GoDaddy para la Super Bowl 2015 sólo está disponible en nuestra nueva web MARKETING DEPORTIVO TV. Échale un vistazo al mismo siguiendo este enlace.