La nueva camiseta Nike de Inglaterra enoja a adidas y a los propios fans ingleses

0

Un nuevo capítulo en la sempiterna guerra que en todos los frentes libran la marca alemana adidas y la firma norteamericana Nike se está escribiendo en estos días con la presentación del debut de la marca de Oregon como nuevo sponsor técnico de la Selección Inglesa de Fútbol y la bienvenida a la consiguiente nueva elástica de los británicos.

La Federación Inglesa de Fútbol está de celebraciones por los 150 años de su historia y parece ser que las mismas se han vuelto ensombrecidas mediáticamente por los ecos del nuevo capítulo del libro de la guerra que continuamente están escribiendo las dos gigantes del panorama de ropa deportiva a nivel mundial: la alemana adidas y la norteamericana Nike. Y todo por una camiseta.

El pasado lunes, la firma norteamericana Nike oficiliazaba su nueva alianza con la FA británica, alizanza que se había forjado tras la venta de Umbro, subsidiaria de Nike, por parte de su casa matriz y quedarse Nike con los mayores valores de la histórica firma británica, entre los que se encontraba la selección inglesa de fútbol. Así, a comienzos de semana la nueva elástica Nike de Inglaterra lucía orgullosa en todas las portadas de los medios de comunicación británicos y, en menor medida pero también, a nivel internacional.

Sin embargo, tan sólo un día ha bastado, quizás el tiempo justo para analizar con cuidado y detalle el nuevo uniforme, para que las críticas hayan arreciado a Nike desde su gran rival adidas, que le acusa de plagiar literalmente una de sus camisetas históricas con la selección alemana.

Para ponernos en antecedentes, nos tenemos que remontar a la final de la Copa del Mundo del año 1966 que enfrentó a Alemania contra Inglaterra, vencedora a la postre de la que es su único Campeonato del Mundo hasta la fecha. Por aquel entonces, la marca alemana adidas ya equipaba a la selección alemana desde el año 1954, aunque con un diseño donde las famosas tres rayas no estaban presentes aún en la indumentaria.

Año 2013. Nike elige como diseño para la nueva elástica inglesa, que supone el bautizo de su relación con la FA, una copia casi literal en cuanto a diseño a la utilizada por adidas para aquella selección alemana del año 1966. Desde ese momento, se abre un nuevo frente entre ambas marcas donde a través de terceros, nunca directamente, comienzan a lanzarse acusaciones a la hora de copiar este o aquel diseño, en una guerra que en más de una ocasión ha acabado en los tribunales enfrentando a ambos contingentes.

Sin embargo, no sólo desde terreno enemigo le llueven las críticas a Nike por el diseño elegido. Entre los aficionados ingleses hay un fuerte movimiento crítico hacia una elástica que consideran débil en cuanto a su diseño y que tiene muchas connotaciones equivalentes a la utilizada por Alemania en aquella final. Pronto las redes sociales se inundaron de comentarios irónicos e hirientes contra la FA y Nike por parte de aficionados británicos que criticaban ácidamente el diseño elegido donde el tradicional rojo también estaba ausente de la misma.

Un histórico de la selección británica, Gary Lineker, se permitió el lujo incluso de ironizar al respecto a través de su cuenta oficial en Twitter: “Buena elección por parte de Nike y de la FA de imitar a Alemania. Si no puedes con tu enemigo, únete a él…”.

Desde el lado contrario, los alemanes veían con orgullo el particular homenaje que le rendían desde tierras inglesas mientras que la marca alemana estudiaba si el diseño era juiciable jurídicamente hablando, aunque basaban sus críticas más en la similitud con la elástica alemana del Mundial de Sudáfrica 2010.