La NFL pagará 765 millones de dólares a ex-jugadores por demandas

0

Hace ya algunos meses, en abril de 2013, nos referíamos al serio problema que se enfrentaba la NFL en la figura de las enormes demandas judiciales que estaban presentando ex-jugadores profesionales de la NFL como consecuencia de sus conmociones cerebrales cuya estimación, por su parte, por los tribunales de justicia norteamericanos ponían en serio riesgo la viabilidad y el futuro de la organización.

La historia tenía su punto de inicio en la demanda presentada por más de 4000 ex jugadores profesionales de la NFL que demandaban a la liga una cuantía billonaria por los daños que el ejercicio de su profesión acarrea en la salud para su futuro, pero sobre todo, acusaban a la NFL de no informarles de manera adecuada de las posibles consecuencias que, como decimos, en su futuro podrían sufrir a nivel de salud como consecuencia de los terribles golpes a los que se veían sometidos durante su carrera, sobre todo, a nivel de conmociones cerebrales.

La alarma saltó cuando varios jugadores ex profesionales de este deporte se dieron cuenta de que, sobre todo, el traumatismo craneoencefálico estaba detrás de la muerte de una quincena de viejas glorias del fútbol norteamericano, lo que motivó y sustanció la demanda de estos más de 4000 profesionales que acusan a la NFL de no informar a los jugadores de estos riesgos y de minusvalorar los efectos de esta enfermedad.

El futuro de la NFL quedaba, por lo tanto, condicionado a que un juzado de Philadelphia, lugar donde se estaba tramitando la vista oral, decidiera si la demanda podía seguir adelante en otras instancias judiciales, cosa que perseguían los ex jugadores, o bien si se tenía que resolver el caso como cualquier otra disputa laboral, hecho éste perseguido por la NFL con el fin de evitar indemnizaciones multimillonarias que pondrían en peligro el futuro de la propia NFL.

Ante este panorama, la NFL llegó, en el día de ayer, a un principio de acuerdo de 765 millones de dólares  para compensar a más de 18.000 jugadores ya retirados para costear exámenes y financiar investigaciones médicas al respecto, además de para sufragar las exigencias que los jugadores demandaban a la liga.

Ayer jueves una jueza federal se encargó de anunciar el acuerdo después de meses de negociaciones y apenas unos días antes de que dé comienzo la nueva temporada. El acuerdo recoge que para los demandantes, entre los que se encuentran al menos 10 miembros del Salón de la Fama de la NFL, se concederán compensaciones individuales de hasta 5 millones de dólares para aquellos que sufran Alzheimer, 4 millones de dólares para los que, después de morir, se les dianosticó encefalopatía traumática crónica y tres millones para los jugadores con demencia.