La NFL ‘obliga’ al entrenador de los 49ers a cambiar de ropa

0

Que se sepa, en esta ocasión, es más que probable que todo se deba a un descuido del entrenador jefe de los San Francisco 49ers de la NFL, Jim Harbaugh, más que a una cuidada estrategia de la firma Reebok, y en consecuencia, de su casa matriz, adidas, a la que tan acostumbrado nos tiene la marca alemana que ha convertido a Robert Griffin III en uno de los dolores de cabeza más importantes de la liga en cuanto a respeto a los derechos de su actual patrocinador, Nike, se refiere.

Más sin embargo, como decimos, todo este asunto bien pudiera deberse a un simple descuido del entrenador de los 49ers. Aunque, para evitar males mayores, la NFL ha actuado rápido al objeto de enmendar la situación. La situación se dio en el primer encuentro de la temporada de la NFL para los 49eres, que recibieron a los Packers para obtener su primera victoria en la presente liga. Sin embargo, el foco de atención se desvió, desde el punto de vista del marketing deportivo, hacia la figura de su entrenador principal, Jim Harbaugh.

Harbaugh saltó al terreno de juego con un elemento distorsionador que rápidamente llamó la atención de los responsables de la NFL: ese elemento distorsionador no era otro que una sudadera oficial de los 49ers pero que llevaba impresas en sus mangas el logotipo de Reebok de cuando la marca era patrocinadora oficial de la NFL, hace ahora casi dos años. Recordemos que Reebok abandonó la NFL ante la imposibilidad de alcanzar la oferta que realizaba Nike.

Ante esta situación, es más que seguro que alguna llamada de atención se recibiría en las oficinas de los 49ers puesto que ese matiz, que acompañó al entrenador durante todo el primer tiempo, fue resuelto al incorporarse de los vestuarios, apareciendo ahora sí, con una sudadera oficial actual con los logotipos de Nike.

Ni en la NFL ni en los propios 49ers se ha querido dar mayor importancia al hecho, sobre todo ante la receptibilidad de Harbaugh para solucionar rápidamente el entuerto. No en vano, no debemos recordar que la NFL sanciona duramente este tipo de acciones que pudieran atentar, de una u otra manera, contra los intereses de su actual patrocinador, la firma Nike.