La NFL estudia retrasar la Super Bowl si sigue nevando

0

Aunque es una de las opciones ubicadas entre las últimas a adoptar ante una situación extrema, lo cierto y real es que la NFL tiene entre sus alternativas desplazar la disputa de la Super Bowl, uno de los acontecimientos más importantes a nivel mediático, deportivo y, como no, comercial, de todo el mundo.

Las fuertes nevadas que están sacudiendo estos días el estado de Nueva Jersey, sede de la próxima edición a celebrar el próximo 02 de febrero, las prediciones de pocos cambios climatológicos para esas fechas y el hecho de que, por primera vez en la historia de la Super Bowl, la misma se vaya a celebrar en un estadio sin techo en una ciudad considerada como “fría”, han sido argumentos más que suficientes para que tanto los organizadores del evento en la ciudad como el comisionado de la NFL encargado de ello hayan planteado, siquiera como una de las últimas opciones a adoptar, el traslado de la cita con el football a fechas más cálidas en el calendario.

El MetLife Stadium, estadio donde se celebrará el acontecimiento deportivo, cuenta con varios sistemas que tienen como misión derretir o despejar rápidamente la nieve del terreno de juego. Tan sólo una máquina puede llegar a derretir hasta 600 toneladas de nieve en tan sólo una hora. De igual manera, existen sistemas análogos para quitar la nieve del graderío del estadio.

La semana pasada se registraron 16 centímetros de nieve y hielo en el estadio tan sólo unas horas antes del partido que enfrentó a los Giants de Nueva York contra los Seahawks de Seattle, y, en teoría, el estadio fue capaz de albergar el encuentro sólo unas horas después, como decimos.

Pese a todo, la organización de la Super Bowl ha previsto duplicar el número de trabajadores para la cita de Nueva Jersey con respecto al número de personal que emplea el estadio en partidos normales ante estas situaciones, cifra que alcanzará los 1600 trabajadores listos para entrar en acción. Así pues, el partido parece ser que se jugará pues se cuentan con los medios necesarios que harían viable la disputa del mismo. La pregunta sería ante cuantos espectadores se llevaría a cabo el encuentro en el supuesto caso de que las condiciones climatológicas fueran realmente tan adversas como se preveen.

La Super Bowl se celebra el primer domingo del mes de febrero de cada año y es uno de los acontecimientos, no sólo desde el punto de vista deportivo, a nivel mundial.