La NFL avisa a Griffin III: “Por tu bien, no lo vuelvas a hacer”

0

La NFL no impondrá sanción alguna al novato de los Redskins, Robert Griffin III, por su gesto en el partido de su debut en la NFL en la que, disimuladamente, trató de ocultar el logotipo de Nike en beneficio de su sponsor personal y gran rival de Nike, Adidas.

Como muy bien sabéis todos, la cuestión en sí tuvo lugar el pasado domingo en el encuentro con el que debutaron los Whashington Redskins en esta temporada de la NFL ante los siempre incómodos New Orleans Saints,
equipo al que vencieron por 40-32 y en el que Griffin destacó por su
enorme debut en la NFL, con un rendimiento que asombró a los que
esperaban mucho de él y a los que no esperaban tanto. Como quiera que
fuera, las crónicas no dejan de alabar el extraordinario partido con el que Griffin debutó en la NFL, y en el que Griffin III, al objeto de hacer un guiño a su marca, Adidas, no se le ocurrió otra
cosa que estampar la palabra “Heart” con un único objetivo, “ocultar” el
logo de Nike (Ver Artículo en MD: El guiño de Griffin III a Adidas en su debut en la NFL, la mejor campaña posible para Nike). 

Ante este gesto, muchos esperaban la decisión que adoptaría al respecto la NFL sobre una posible sanción sobre un jugador con mimbres de convertirse en uno de los referentes en la NFL esta temporada. Sin embargo, la NFL no va a imponer sanción ninguna por dicho gesto aunque sí que ha advertido seriamente al jugador, recordándole al mismo que Nike es, desde la temporada pasada, sponsor técnico oficial de las 32 franquicias de la Liga, motivo por el cual desembolsa una importante cuantía anual a la misma para que, con gestos como éste, se menoscabe de alguna manera los derechos adquiridos por Nike en virtud de dicho contrato.

No es la primera vez que ocurre esto. Y precisamente, puede que Nike esté recibiendo la misma medicina que en otras ocasiones ha puesto en marcha ella misma. Quizás el caso más sonado fue el del puesto en práctica por Michael Jordan en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 al subir al podium para recoger la medalla de oro con la Selección Olímpica de Baloncesto de los Estados Unidos. El crack de los Bulls, uno de los iconos de Nike, recibió la medalla con una indisumulada bandera de barras y estrellas al hombro que, pertinentemente, tapaba el logotipo del sponsor técnico del equipo norteamericano en aquella ocasión, la firma Reebok.