La NCAA veta a Twitter en los recintos de juego

0

La National Collegiate Athletic Association, la NCAA, el organismo encargado de organizar la mayoría de los programas deportivos universitarios en los Estados Unidos y que abarca deportes como el baloncesto, el baseball o el football, ha decidido cortar por lo sano con la red social Twitter a través de una decisión que, a buen seguro, dará y mucho que hablar.

En más de una ocasión la NCAA toma decisiones que más de uno consideraría de difícil comprensión salvo para el propio organismo, sin existir una razón aparente para ello. El caso de la prohibición del uso de hashtag por parte de las universidades en sus recintos deportivos parece ser una de estas ‘incomprensibles’ decisiones.

Hace tan sólo unos días la NCAA publicó las normas relativas al uso de instalaciones y uniformes a las que se deberían ceñir todas y cada una de las universidades que disputan sus encuentros en las diferentes modalidades deportivas bajo el paraguas de la NCAA. Y entre todas estas normas y nuevas disposiciones, quizás la que más atención haya llamado ha sido la prohibición, por parte de la NCAA, de la impresión de hashtags por parte de las universidades en los recintos deportivos.

No han sido pocas las universidades que han hecho uso de este medio de promoción en Twitter. Así, la Universidad de Mississipi fue la primera, allá por el año 2011, en utilizar un hashtag de apoyo a su propia universidad, a sus propios equipos, en sus recintos. Le han seguido prácticamente todas posteriormente. Sin embargo, en la NCAA temen que la evolución de dicha práctica desemboque en una táctica ‘oculta’ de las universidades para encubrir publicidad a través de hashtags promocionados por marcas comerciales, lo que ha motivado su prohibición.

Las razones que expone la NCAA parecen bastante simples a toda vista: un hashtag puede ser utilizado como una herramienta para conseguir apoyo a través de las redes sociales, fin por el que la mayor parte de las universidades lo utilizan en la actualidad, pero igualmente, en la NCAA creen que la lógica evolución de las propias redes sociales llevará a que los mismos acaben siendo un elemento más de publicidad encubierta. Así, las marcas comerciales ya han valorado la posibilidad de ‘patrocinar’ estos hashtags universitarios que convierten rápidamente a los mismos en trending topics, con la resonancia mediática que ello conlleva para las propias marcas a través de las redes sociales y el valor económico que ello supone.

Así, la NCAA ha querido cortar por lo sano y tan sólo permitirá la impresión en los recintos del logotipo de la NCAA, de las respectivas conferencias o de la Universidad. Todo lo demás, incluidos los hashtags o direcciones en las redes sociales, quedan terminantemente prohibidas.

Que duda cabe que lo que se pretende con este hecho por parte de la propia NCAA no es más que ganar tiempo para tratar de regular esta nueva potencial forma de hacer publicidad. O lo que es lo mismo, hablando en roman paladino, como articular esta nueva plataforma capaz de generar ingresos por sí misma para que reporte las máximas ganancias no ya a las universidades, sino a la propia NCAA.

Mientras tanto, en las Universidades consideran desmedidas esta decisión toda vez que entienden que si verdaderamente alguna de ella ‘osa’ encubrir publicidad a través de los mismos, se la persiga y castigue pero al resto, que normalmente las utiliza para ganar seguidores en las redes sociales, ¿por qué deben limitar el potencial de esas redes sociales si no hacen publicidad?