La NBA pone freno a las aspiraciones de Kevin Garnett de entrar en el accionariado de la Roma

0

Uno de los grandes sueños del veterano pivot de los Boston Celtics de la NBA, Kevin Garnett, se ha venido abajo tras la negativa dada por la liga norteamericana de baloncesto a las intenciones del jugador, gran aficionado al fútbol, de adquirir una pequeña parte del accionariado del conjunto italiano de la Roma.

El pasado mes de diciembre, medios de todo el mundo especializados en el tema se hacían eco de las intenciones del legendario jugador de los Celtics, Kevin Garnett, de convertirse en nuevo propietario de la Roma, al menos de una pequeña parte de su accionariado, con su decisión de invertir en el club italiano, siguiendo con ello los pasos que meses antes había dado otro NBA, LeBron James, con acciones en el Liverpool.

El norteamericano, fanático del fútbol, veía con buenos ojos adquirir una pequeña participación del club romano lo que le permitiría entrar de lleno en el accionariado de un club que pertenece a un consorcio encabezado por el empresario estadounidense Thomas Di Benedetto, propietario del club de la Serie A italiana.

Sin embargo, la aventura en la que pretendía embarcarse el gran jugador de los Celtics ha finalizado antes de empezar ante el bloque de la propia liga norteamericana de dar el permiso necesario y preceptivo al jugador amparándose en el hecho de que uno de los principales accionistas inversores del club italiano, James Pallota, es precisamente, uno de los copropietarios de los Celtics. Esta “enrevesada” relación que la NBA ha querido ver en dicha acción ha propiciado que la dirección de la liga haya optado por evitar posibles conflictos de intereses en el futuro adoptando la postura de impedir a Garnett hacerse con ese pequeño accionariado del club italiano: “Si entras en un negocio con el propietario de un equipo, se crea un problema potencial. Tal vez no sea este caso, pero sí que podría existir la posibilidad de que en un futuro se pudiera hacer un problema aún mayor”, sentenciaron fuentes de la propia NBA.

De este modo, Garnett ve como los pasos que siguió en su día Lebron James para convertirse en nuevo accionista del Liverpool no han llegado tan a buen término como sucedió en el precedente de James. Preguntada al respecto la propia NBA se ha encargado de afirmar que se trata de dos supuestos antagónicos: “El caso de Lebron James era totalmente diferente, ya que los dueños del Liverpool, Fenway Sports Group, no tienen en principio ningún tipo de relación directa o indirecta con la NBA”.

Por lo tanto, los “sueños futbolísticos” del jugador de los Celtics no podrán hacerse realidad.