La metedura de pata de Reebok Perú, objeto de crítica en las redes sociales

0

Que las marcas son conscientes de la importancia que hoy en día tienen para la expansión de su imagen las redes sociales es algo que conocemos todos. No en vano son precisamente a través de ellas hacia donde están orientando las nuevas estrategias de marketing y promoción de las mismas.

Por todo ello, y precisamente siendo conscientes de ello, éstas deberían poner un poco más de cuidado con las personas que gestionan las presencias de las mismas en las redes sociales, por el Community Manager de turno que se encarga de potenciar y ‘activar’ la marca en las redes sociales. Probablemente con ello evitarían situaciones como la que ha vivido Reebok Perú que la ha convertido en objeto de críticas, mofa y burla a través de las mismas.

La historia se remonta a la pasada semana. A las 17h17 de la tarde la capital de Perú, Lima, sintió un fuerte terremoto de grado 4.7º cuyo epicentro se localizó en el suroeste de Matucana. Acto seguido, tan sólo unos segundos después, Reebok Perú envía a través de su perfil en Facebook un post en el que los seguidores de la marca asisten atónitos a lo que están leyendo:

“¿Todos bien chicos? ¡Están haciendo que la Tierra tiemble de tantos
tweets! ¡Vamos por el 30% de descuento en toda la tienda de Reebok!
Postea con #quieroenmisreebok en Twitter”

Nada más publicar el post, el mismo corrió como la pólvora por las redes sociales, que tuvo como respuesta un alud de críticas hacia el mensaje de la compañía. Así, entre los que creían que había sido fruto de una acción premeditada para llamar la atención de manera poco elegante, otros consideraban que había sido obra de la ineptitud del Community Manager. Sea como fuere, lo cierto es que las críticas no cesaron hasta que Reebok se vio obligada a emitir un comunicado de disculpas. Sin embargo, probablemente el daño realizado a la marca ya era bastante obvio. Incluso se crearon plataformas que llamaban al boicot de la misma.

No es la primera vez que ocurre esto. Un hecho similar sucedió anteriormente con la cadena de comida rápida Kentucky Fried Chicken que ironizó y se burló del terremoto de 7.0 grados en la escala de
Richter que sacudió el pasado 24 de agosto la selva del Perú. “¿Eso fue
temblor o el rugido de tu estómago?”, publicó KFC en la red social. Acciones poco afortunadas que, aunque llamen la atención, quizás es más el daño a la imagen que provocan que los beneficios. ¿O acaso se escudan las marcas comerciales en aquello de que “lo bueno es que hablen de uno, aunque sea mal”?