adidas la “pifia” con la lesión de Kevin Ware en el March Madness

0

Muy probablemente en la sede que la firma alemana tiene en los Estados Unidos están aún preguntándose a quién o a qué departamento se le ocurrió la ‘genial’ idea, una idea que a la larga le está dando más dolores de cabeza a adidas que los posibles efectos positivos que la misma iba a tener y donde su  imagen  está viéndose afectada por una legión de aficionados críticos que aumentan cada día que pasa.

Domingo, 31 de marzo de 2013. March Madness 2013. Cuartos de final. La Universidad de Louisville se enfrenta a la Universidad de Duke en un encuentro vital que dirimirá quién sigue viva en el torneo y quién queda apeada de él. Louisville se hace con la victoria por un abultado 85-63. Pasan de ronda. Sin embargo, en las filas de los Cardinals todo son caras largas, tristes, embriagadas de sufrimiento y de pesar. El motivo, la escalofriante lesión de uno de sus jugadores, el escolta reserva Kevin Ware, que se rompe la pierna al caer en un salto intentando bloquear una acción rival.

El encuentro es transmitido por la televisión estatal. Y la dureza de las imágenes y los gestos de dolor de Kevin Ware rápidamente copan las redes sociales en un increible gesto de solidaridad de los aficionados deseándole una rápida recuperación en una lesión que amenaza incluso su potencial carrera como profesional en el mundo del baloncesto. Como decimos, los aficionados, incluso de los equipos rivales, se vuelcan con él. El movimiento de apoyo, surgido de manera espontánea, colapsa las redes sociales. Todo el mundo del baloncesto, universitario o no, muestran su apoyo al jugador.

Días después, se produce un hecho que vuelve a colapsar las redes sociales protagonizado por la firma alemana adidas y por la propia universidad de Louisville, pero quizás no con los resultados previstos por ambas. Los aficionados de Louisville se hacen eco en las redes sociales de las nuevas prendas que inundan las tiendas de la ciudad: una, en teoría, camiseta homenaje a Kevin Ware que tanto la marca como la Universidad lanzaron y que podía adquirise en cualquier tienda con un, también en teoría, ‘ingenioso’ juego con el emblema que adidas había preparado para la participación de Louisville en este March Madness.

Semanas antes, justo al inicio del March Madness, adidas lanza unas camisetas con el lema para este March Madness: “Rise to the Occasion”. Pero tras la lesión de Ware, y sobre todo, tras la enorme repercusión que en las redes sociales tuvo la desgraciada acción y tras la enorme corriente de apoyo surgida de manera espontánea entre los aficionados, adidas y la Universidad de Louisville pusieron en el mercado unas camisetas, ‘presumiblemente’ como decimos de apoyo al jugador y donde, utilizando el lema original para este March Madness, sustituye la letra ‘s’ de la palabra ‘Rise’ por el número ‘5’, precisamente el número que Ware utiliza en los Cardinals.

A partir de aquí los acontecimientos se precipitan. De igual modo que surgió, de manera espontánea, una corriente de apoyo total a Kevin Ware, se originó otra crítica y muy virulenta contra la acción, ‘presuntamente’ de apoyo, de adidas y Louisville al joven estudiante. Y es que muy probablemente tanto en la marca alemana como en la propia Universidad se hayan arrepentido y mucho de esta estrategia. Los aficionados cargaron su ira contra la marca alemana principalmente al ver la campaña como un intento de explotar el sufrimiento y la desgracia de un jugador a través de unas presuntas camisetas de apoyo que costaban 25 dólares a los aficionados que quisieran adquirirlas. Y vistas las circunstancias, la cosa se presta a ello.

Y es que de esos 25 dólares que adidas recaudará por cada venta de cada camiseta, el joven estudiante no verá ni un sólo dolar debido a las estrictas reglas de la NCAA que prohíben a los estudiantes obtener rendimiento económico durante su carrera universitaria por sus acciones derivadas del deporte. Por tal motivo, ese dinero irá una parte destinada a las arcas de adidas y otra a las arcas de la Universidad. Para agravar aún más la situación, ni a adidas ni a la Universidad se les ‘ocurrió’ abrir una cuenta donde lo obtenido o recaudado por la venta de estas camisetas fuera destinado a la recuperación del jugador, que podría incluso poner fin a su carrera debido a la gravedad de la misma o llegar a perder la beca para continuar estudiando dentro de la propia universidad.

Rápidamente los departamentos correspondientes de ambas entidades, tanto de adidas principalmente como de la propia universidad, salieron al paso del enorme revuelo generado afirmando que su acción es íntegramente solidaria y en todo caso alejada al máximo de la primera imagen que da la misma de tratar de lucrarse con la desgracia del jugador. Sin embargo, este argumento, como bien se han encargado de poner sobre la mesa la corriente más crítica sobre esta acción, tiene importantes vías de agua. Así, muchos de estos críticos con la campaña se preguntan, y con razón, que habría pasado de no haberse televisado el partido y, por lo tanto, de no haber llegado a generarse esa corriente solidaria a favor del jugador. La respuesta se la dan ellos mismos: muy probablemente, nadie, absolutamente nadie, ni tan siquiera habría reparado en Ware y su desgraciada acción.

A este hecho contribuye sobremanera el rol del jugador dentro de los propios Cardinals. Ware no es precisamente una superestrella dentro del equipo. Tiende más bien a un jugador ‘corriente’ que promedia apenas 4,5 puntos por encuentro y que era todo un desconocido si nos salimos de la masa de fans de la propia Universidad. ¿Hay realmente motivos para pensar en qué habría hecho adidas en el caso de no haberse televisado el encuentro y por lo tanto, no haberse generado ese movimiento en favor de Ware? Los hay.

Nerlens Noel es un espigado y atlético jugador de la Universidad de Kentucky, más que posible número uno del Draft del año 2013 que sufrió una impactante lesión al intentar taponar un balón en el encuentro que enfrentó a su universidad contra la de Florida. Noel, al que muchos comparan en su juego y en su físico con Anthony Davis, el anterior número 1 del Draft en la NBA, cayó lesionado en una acción que también amenazó en principio con arruinar su potencial carrera en la NBA. La lesión se produjo en el mes de febrero. Sin embargo, ésta pasó prácticamente desapercibida para la mayor parte de los aficionados. No hubo movimiento de apoyo al jugador, ni en las redes sociales ni en cualquier otro medio. La repercusión mediática fue bastante limitada y, evidentemente, adidas no lanzó ninguna edición especial de camisetas de apoyo al jugador.

adidas ve con preocupación como la bola de nieve en que se ha convertido su intento de rentabilizar la desafortunada acción de Ware va creciendo a pasos agigantados y cada vez son más las voces que se unen para criticar la desafortunada estrategia de la marca en este caso. Hasta el punto es así que las camisetas han sido retiradas de los puntos de venta.

Kevin Ware está en pleno inicio de la recuperación de su lesión. Las muestras de apoyo siguen llegando pero lo cierto a día de hoy es que aún no se sabe si podrá continuar su carrera como jugador de baloncesto, una carrera que apenas estaba comenzando. Tampoco se sabe ni siquiera si la Universidad le mantendrá su beca de estudios en caso de no poder continuar jugando.

Por cierto, Lousville acabó haciéndose con su tercer campeonato y Ware se encargó, a hombros de sus compañeros, del ya tradicional corte de redes.