La llegada de Mbappé al PSG acorrala a adidas, que se refugia en Messi

0
Mbappé
Con Mbappé en el PSG, todos los grandes movimientos del mercado han estado protagonizados por Nike
  • Nike ha logrado que todos los protagonistas de la pretemporada eleven su marca a nivel mundial.

Ya hay acuerdo. Aunque en principio, y por aquello del “respeto” a las normas del Fair Play Financiero de la UEFA, la forma utilizada sea la cesión y no el traspaso. Hablamos del último movimiento dentro del mercado realizado, como no, por el PSG francés que ha hallado la fórmula para evitar que la UEFA le aperciba por incumplimiento de sus reglas de juego limpio financiero para que otro de los protagonistas del mercado, Kylian Mbappé, sea nuevo jugador parisino.

Nike sonríe

El hasta ahora jugador del AS Mónaco llegará a la entidad capitalina en calidad de cedido con un compromiso de compra (se supone que obligatorio) para la temporada que viene de 180 millones de euros. Un desembolso descomunal, más si tenemos en cuenta que hace tan solo un par de semanas el mismo club desembolsaba 222 millones de euros para hacerse con los servicios del ex del Barça, Neymar Jr.

Sin embargo, y más allá del ruido que deja todo el movimiento con el que el PSG ha puesto del revés el mercado de fichajes esta pretemporada, en la industria del marketing deportivo conviene analizar los efectos que todos estos movimientos están generando en las principales firmas de ropa deportiva, encabezadas por Nikeadidas y donde, indiscutiblemente, los norteamericanos han sabido colocar hábilmente sus fichas. Al menos hasta ahora.

adidas, acorralada

Todos los actores principales que hasta ahora han salido a escena dentro de este mercado de fichajes, roto por la salida de Neymar del FC Barcelona y que de una u otra manera tienen al club azulgrana como protagonista indirecto, tienen asociados tras de sí a la multinacional norteamericana Nike.

Neymar (el desencadenante de todos estos movimientos), es uno de los principales embajadores de Nike que deja un club patrocinador por la marca del swoosh, el FC Barcelona, para recalar en otro vestido también por los norteamericanos, el PSG.

Dembelé, fichado por el FC Barcelona para intentar taponar la enorme fuga que supuso en la entidad la salida de Neymar, es otro de los embajadores de Nike que deja el Borussia Dortmund (Puma) para engrosar las filas azulgranas.

Mbappé, el siguiente movimiento cronológicamente hablando dentro del mercado, es también embajador de Nike que intercambia clubes vestidos por los estadounidenses (AS Mónaco por PSG).

Coutinho, el probable (salvo noticia en contra) último gran movimiento del mercado antes de su cierre con su posible fichaje por el FC Barcelona, es también embajador de Nike que dejaría el Liverpool (New Balance) para engrosar las filas azulgranas.

Ni Messi salva a los alemanes

Con ello, se dibuja un escenario harto complicado para la firma adidas. Que todos los grandes movimientos y fichajes de pretemporada lleven la firma de Nike tras de sí es un importante golpe a nivel mediático y de exposición que se antoja de difícil solución.

Porque con ello no es que Nike tan sólo esté copando el protagonismo en este periodo del año sino que además se está garantizando el futuro con una transición más que lógica, dentro del sector de los embajadores de marca en el mundo del fútbol, cuando Cristiano Ronaldo comience su retirada a nivel deportivo.

En el bando de enfrente, adidas, a la que como gran recurso (con todo el peligro que ello conlleva) “tan sólo” tiene a Leo Messi. Peligro entendido desde varios puntos de vista: el primero: la marca no logra encontrar una transición igual de plácida a Messi como gran embajador de la firma, viendo como Nike, a pesar de los esfuerzos de adidas, se está quedando con las grandes estrellas del presente-futuro en la actualidad. Y segundo, porque aunque la figura de Messi sigue con síntomas de plena vigencia a nivel deportivo, a nivel de marketing deportivo ello no debe suponer tranquilidad alguna para adidas. Puede que incluso más bien al contrario.

Los últimos informes de asociación, representación y vinculación de marcas y estrellas del deporte dentro del mundo del fútbol no deja en muy buen lugar la estrategia de los alemanes para lograr activar el hecho de tener en su catálogo a uno de los dos mejores futbolistas del mundo. Así, los últimos estudios hablaban que en países como el Reino Unido más de un 70% de los aficionados relacionaba a Messi con Nike en lugar de adidas, con todo lo que ello implica. Estudios que fueron realizados mucho antes del actual escenario que ha dibujado la pretemporada para una y otra compañía.

El primer periodo oficial de fichajes de la temporada 2017/2018 llega a su fin y deja un panorama muy complicado, dentro de la industria del marketing deportivo, para la multinacional alemana adidas. Un panorama que, al menos en el corto plazo, tiene difícil solución.