La llegada de dinero ruso a Sauber propiciará la salida de al menos uno de sus pilotos en 2014

0

Y todos los dedos apuntan al piloto alemán Nico Hülkenberg, que hace tan sólo unos días era noticia en MD por la ejecución de una de las cláusulas de su contrato que le permitían resolver el mismo de manera unilateral y sin compensación a la escudería si los problemas económicos, acuciantes que axfisiaban al equipo suizo no tenían remedio.

Sin embargo, muchos consideran que más que debido a ello, el alemán aprovechó estas circunstancias para escuchar los cantos de sirena procedentes de la escudería Lotus, que supuestamente estaría tentándole para que fuera nuevo piloto de la misma y ocupara el asiento que presumiblemente va a dejar Kimi Raikkonen la temporada que viene con su marcha a Red Bull.

Pero en la escudería suiza, lejos de enojarse con el alemán quizás esta actitud le haya resuelto un problema mucho antes de que se generara. Como bien sabéis, la escudería se encontraba inmersa en la búsqueda de dinero que llegara al equipo que ayudara a solventar la dificil situación económica que vive y que algunos incluso llegan a considerar como más que preocupante, al afirmar que incluso es posible que su proyecto no pueda acabar la actual temporada.

Así, desde un primer momento se ha comentado que la escudería había echado sus redes en los grandes magnates rusos que, finalmente, han considerado de forma positiva la oferta y será el dinero ruso el que llegue, presumiblemente en cantidad suficiente como para garantizar la viabilidad del proyecto para los próximos años, el que venga a poner fin a los males suizos. Así, dos importantes fondos de inversiones rusos y la aportación del Instituto Nacional de Tecnología de la Aviación de Rusia harán que el sueño de Sauber de vivir, cuando menos con tranquilidad, dentro de la Fórmula Uno durante los próximos años, sea una realidad.

No obstante, la llegada de ese maná ruso llevará como contraprestación más que probable la también llegada al equipo de un piloto ruso (todas las miradas apuntan al joven Sergey Sirotkin), que en teoría ocuparía un volante en la escudería suiza en 2014, lo que provocaría la salida o bien de Hülkenberg o bien de Esteban Gutiérrez, sus actuales pilotos. Pero este hecho, lejos de ser un problema, podría estar solventado como decimos incluso antes de plantearse tras la decisión de Hülkenberg aunque el gran número de condicionantes y variables que hay en la operación pueda dar al traste con la salida de Hülkenberg. En este caso, sí que Sauber tendría un problema. O más bien sus pilotos.