La llegada de Carlos Slim revoluciona Ferrari

0
Carlos Slim, dueño de América Móvil, nuevo patrocinador de Ferrari
  • Ferrari anuncia la llegada del grupo América Móvil, del multimillonario mexicano Carlos Slim, a la escudería como nuevo patrocinador
  • El anuncio explica el realizado tan sólo 24 horas antes por el equipo italiano sobre la incorporación a la entidad del piloto mexicano Esteban Gutiérrez

El mundo de la Fórmula 1 vivía ayer una de esas jornadas en las que cualquier movimiento, por pequeño que fuera, iba acompañado de una enorme sorpresa para los especialistas del sector, sorpresa que era menor a la siguiente que se anunciaba. En esta ocasión, le tocó vivir el papel de protagonista en toda esta escena a la escudería Ferrari, inmersa en un enorme desconcierto en los últimos meses que ha dejado fuera a hombres tan importantes como Montezemolo, a su sustituto, Marchionne, a su mejor piloto, Fernando Alonso, y hace tan sólo unos días, a Patt Fry y a Nicolas Tombazy. Sin embargo, para los que pensaran que ya pocas sorpresas podía deparar la escudería del Cavallino Rampante, una vez más, se equivocaban.

Ferrari sorprende con el fichaje de Esteban Gutiérrez

El pasado lunes, cuando nadie lo esperaba, la escudería realizó un primer anuncio que, si bien no afectaba de lleno a sus pilotos titulares, sí que lo hacía en lo que se refiere a la propia estructura de la escudería con un movimiento que muchos ya cuestionan. El equipo italiano hacía efectiva la contratación del mexicano Esteban Gutiérrez como nuevo piloto probador de la escudería italiana, un movimiento no exento de preguntas sin resolver que rápidamente comenzaron a hacerse en el entorno tanto los especialistas como los propios integrantes de Ferrari.

El ya ex equipo de Fernando Alonso iba a dejar el importante desarrollo del simulador de Maranello en manos de un piloto con apenas dos años de experiencia en el Mundial de Fórmula 1, en detrimento de otro como Pedro de la Rosa, un movimiento que no se llegó a entender del todo bien pese a las explicaciones que intentaba dar Ferrari hasta el punto que sus argumentos iban siendo desmontados paulatinamente. Si se decidía apostar por juventud frente a la experiencia que aportaba De la Rosa en un puesto tan sumamente importante como ese, muchos se preguntaban por qué no haberlo hecho con alguien de la casa como Raffaelle Marciello, una pregunta que durante 24 horas estuvo en el aire sin obtener una respuesta al menos convincente.

La llegada de Carlos Slim revoluciona Ferrari

Y decimos que durante 24 horas porque, en el día de ayer, tan sólo uno después del sorpresivo anuncio de la llegada de Gutiérrez, la escudería hacía oficial otro fichaje no menos mediático e importante para la compañía: el del multimillonario mexicano Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, que llegaba al equipio italiano acompañando a Gutiérrez y con el patrocinio de su grupo de telecomunicaciones América Móvil, que engloba a marcas como Telmex, Claro y Telcel.

El anuncio del acuerdo alcanzado con América Móvil arrojaba algo de luz al realizado por la escudería tan sólo 24 horas antes acerca del fichaje de Gutiérrez: el mexicano aterrizaba en Ferrari gracias al apoyo incondicional que desde su llegada al mundo de la Fórmula 1 ha tenido del grupo encabezado por el multimillonario Slim, algo que ya sucedió durante su etapa en Sauber que permitió el debut en Fórmula 1 del piloto.

Aunque la situación económica en Ferrari no se puede decir que sea preocupante, qué duda cabe que siempre viene bien tener del lado de uno el apoyo y la seguridad que da la llegada de un importante montante económico, sobre todo ahora que, tras la marcha de Fernando Alonso, se cuestiona el futuro del Banco Santander al lado de la escudería en el corto y medio plazo.

Gutiérrez vive con ello la otra cara de la moneda que provocó su salida, hace tan sólo un mes, de la escudería Sauber. Entonces, fue la llegada del brasileño Nasr a la escudería junto con los 20 millones de dólares que traía debajo del brazo con la incorporación a la misma de su patrocinador Banco do Brasil la que propició que el mexicano se quedara sin volante en la escudería toda vez que el otro ya estaba asignado al sueco Marcus Ericsson. En esta ocasión, son los millones aportados por su patrocinador los que le permiten llegar a una escudería como Ferrari.