La Ligue 1 encarga a Havas la venta de su naming tras el fiasco con Dentsu Aegis

0
425
Jugadores del Mónaco en un encuentro de la Ligue 1
La competición francesa vuelve a la carga en su intento por vender su naming
  • Los responsables de la organización francesa encomiendan a la prestigiosa consultora una labor que pusieron en manos de la compañía Dentsu Aegis hace casi dos años

A pesar de no haber cosechado apenas resultados en este sentido, la Ligue 1 francesa tiene muy claro cuál debe ser su principal objetivo a nivel de patrocinio: la búsqueda de una compañía comercial que se encargue de dar nombre a la competición para los próximos años.

Sin resultados con Dentsu Aegis

Para ello, hace ahora casi dos años, en julio de 2015, la organización gala encomendó esta labor a la compañía Dentsu Aegis, una consultora a la que puso como gran objetivo la búsqueda de un nuevo patrocinador comercial de la competición que se hiciera cargo del naming de la misma a partir de la temporada 2016/2017.

La adjudicación a dicha consultora fue el resultado de un importante proceso de selección puesto en marcha desde la organización francesa y que tuvo como gran objetivo el tratar de determinar en manos de quién pondría dicho objetivo con el fin de que éste llegara a buen puerto.

Havas, nuevo intento

Sin embargo, los resultados no acabaron de llegar. O al menos, con la intensidad, garantías y fortaleza con que quería la Ligue 1. Así, la organización de fútbol gala ha depositado su confianza en una nueva consultora para tratar de lograr dicho objetivo: Havas, cuya principal misión será focalizar todos sus esfuerzos para lograr incorporar a un nuevo patrocinador oficial de la liga francesa de fútbol que se haga con los derechos de naming de la competición.

No va a ser, sin embargo, una tarea sencilla. La Ligue 1 pretende una cantidad que muchas compañías consideran desorbitada para la competición. De hecho, el pasado mes de septiembre se filtró en la prensa francesa el ofrecimiento de la compañía SFR por hacerse con tales derechos a cambio de unos 15 millones de euros anuales, una oferta que desde la organización consideraron poco menos que irrisoria.

La última vez que la Ligue 1 tuvo asignados los derechos de naming rights de la competición fue en el periodo 2008-2012, cuando los mismos estuvieron en manos de Orange, que decidió no renovar su alianza al término de su contrato para centrarse en el fútbol africano.