La indiscrección de Christie con Puma y el Arsenal

0

Hace apenas unos meses Puma era portada en los medios de comunicación especializados en el marketing deportivo y en los medios deportivos en general tras el gigantesco acuerdo alcanzado con el Arsenal para, a partir de la temporada 2014/2015, equipar al conjunto de Londres, arrebatándole con ello uno de los principales valores de la firma norteamericana dentro de la Premier League.

El asunto en sí tuvo su relevancia por varios motivos: el primero, por el montante de la operación: alrededor de 30 millones de euros anuales que Puma abonará al Arsenal durante los próximos cinco años, superando al que hasta entonces era el mayor contrato firmado por este concepto en la Premier League y que ostentaba la norteamericana Warrior con el Liverpool. El segundo motivo, porque despojaba a Nike de uno de sus grandes valores en el fútbol de las islas tal y como decimos, una firma que además veía como a su particular guerra con adidas se iban incorporando otras marcas que trataban de entrar en el reparto del pastel que supone el fútbol inglés, como podrían ser Warrior, Under Armour o la propia Puma. Y tercero, porque suponía un cambio importante en la estrategia de Puma, que ha decidido volvar sus esfuerzos por estar nuevamente en el primer plano de la noticia dentro del mundo del fútbol con importantes acuerdos de patrocinio tanto a nivel de clubes como de jugadores.

Desde ese momento, los aficionados al Arsenal en particular y al fútbol en general se han preguntado como podría ser esa primera nueva camiseta del club de Londres con la firma alemana, un secreto que en la marca habían convertido casi en cuestión de estado para mayor realce del momento de anunciar y presentar la misma.

Sin embargo, todo se ha ido al traste por un inoportuno desliz del que fuera leyenda del atletismo británico y mundial, el corredor Linford Christie. Y es que la marca organizó en su sede de Alemania un encuentro que reunió a importantes embajadores de la marca a nivel mundial, activos y retirados. Entre ellos, asistieron Thierry Henry, los jugadores del Arsenal Olivier Giroud y Bacary Sagna y, también, el ex corredor retirado, Linford Christie.

El acto tenía como objetivo exponer y presentar la nueva línea de actuación de Puma para la próxima temporada en los diferentes deportes, sus estrategias y, como no, sus nuevos productos. Por tal motivo, solicitó expresamente a los asistentes que mantuvieran la más absoluta discrecionalidad respecto a lo que allí pudieran ver u oir. Pero, fruto de un descuido, un error o simplemente que el ex velocista no se leyó las condiciones de asistencia del acto en sí, Christie subió a su perfil de Twitter desde su teléfono móvil una fotografía en la que se veía, junto al ex atleta, a los dos jugadores del Arsenal antes citados y a Thierry Henry, un hecho que habría pasado desapercibido de no ser porque los jugadores del Arsenal llevaban indumentaria Puma mientras que Thierry Henry posaba con la que, presumiblemente, será la nueva camiseta Puma del Arsenal para la temporada que viene.

Aunque desde la propia Puma se han apresurado a afirmar que el diseño mostrado no tiene nada que ver con la que será la camiseta oficial, algo indudablemente de cierto hay en todo esto toda vez que desde la alta dirección de la compañía alemana llamaron rápidamente a Christie al objeto de que eliminara de su perfil la citada fotografía, hecho éste que llevó a cabo después.

Sin embargo, la fotografía ya colapsaba las redes sociales de medio mundo y los aficionados al Arsenal conocían, con mucho tiempo de anticipación y pese a los deseos de Puma, la que presumiblemente será la nueva elástica gunner que Puma ha elaborado para el conjunto de Londres.

Un descuido que puede arruinar toda una campaña de promoción a Puma.