La guerra por el deporte universitario sigue en los EEUU

0

La batalla que las marcas de ropa deportiva parecen haber iniciado dentro del deporte universitario en los Estados Unidos, lejos de apaciguarse, tiene tintes de convertirse en el nuevo escenario en el que las grandes firmas de ropa deportiva se disputarán los futuros cracks del deporte norteamericano, un escenario en el que ya juegan arriesgadas partidas de poker firmas como adidas, Nike o Under Amour.

La última en llevar a cabo un más que interesante movimiento dentro del patrocinio del deporte universitario en esta interesantísima y reñidísima partida de ajedrez no ha sido otra que la multinacional alemana adidas, que tras un 2013 lleno de problemas con las universidades norteamericanas por el escándalo de sus factorías en Asia y el grave daño que a su imagen propició en el entorno universitario en los Estados Unidos, parece haber recuperado en este 2014 algo de credibilidad y fortaleza para su imagen después de adoptar las medidas necesarias para que esos problemas que le llevaron a dañar tanto su imagen no se vuelvan a repetir.

Así, la firma de las tres tiras ha firmado una renovación del acuerdo que le unía con una de las universidades privadas más importantes de todos los Estados Unidos: la Howard Payne University, una de las más prestigiosas universidades del entorno de la educación privada en suelo norteamericano, que ha sellado una nueva alianza para que la multinacional alemana sea la encargada de suministrarle la equipación deportiva hasta el año académico 2016/2017.

De este modo, la Howard Payne University se une a universidades como Michigan, UCLA, Tennessee, Indiana, Nebraska o Wisconsin entre otros, como centros universitarios equipados en exclusividad por la firma alemana.

Los términos económicos del nuevo acuerdo alcanzado no han sido dados a conocer.