La goleada a España casi lleva a la quiebra a una zapatería holandesa

0
Robben y Van Persie celebran uno de los goles de Holanda ante España
  • Un empresario holandés lanzó una agresiva campaña de marketing que acabó por llevar el negocio a las puertas de la quiebra
  • Las estrategias vinculadas a los éxitos deportivos conllevan asociados un elevado riesgo para las marcas y firmas comerciales que las ponen en marcha


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

El pasado viernes se produjo el debut en el Mundial de Brasil 2014 de las dos finalistas del último Mundial de Sudáfrica 2010, España y Holanda, un encuentro que llamó la atención de todos los aficionados al buen fútbol desde el mismo momento de conocerse su emparejamiento en el sorteo llevado a cabo en su día y que, en opinión de los expertos futbolísticos, se presentaba como un choque muy equilibrado si acaso con ligera ventaja para España por aquello de ser la actual campeona, aunque el mismo se podía decantar por cualquiera de los lados.

Una estrategia arriesgada y una goleada inesperada

Los grandes eventos futbolísticos son un foco de atracción para las firmas y marcas comerciales, que con motivo de los mismos montan y lanzan campañas y estrategias sin entrar a valorar, en muchas ocasiones, los riesgos que las mismas conllevan. Una de las que más en voga está en los últimos años no es otra que la de ofrecer suculentos descuentos si el equipo (selección en este caso) en cuestión consigue tal resultado. Y partiendo con las premisas de la igualdad del choque entre España y Holanda, y que todo el mundo daba como ligera favorita a España o, en todo caso, que el mismo se decantaría por un resultado más o menos corto, un empresario holandés se aventuró con una apuesta que ha estado a punto de llevarle a la ruina.

Conocidos los antecedentes y quizás guiado por una poca fe en la capacidad de su selección, este empresario holandés, dueño de una zapatería en el centro de Tilburg, en Holanda, prometió a todos los clientes un descuento de hasta 10 euros por cada gol que el combinado dirigido por Louis Van Gaal fuera capaz de anotar ante la actual Campeona del Mundo. Una desafortunada segunda parte de la selección española junto a una espectacular segunda mitad de los holandeses, unidos ambos factores a la fuerte dosis de ironía que suele tener en estos temas el destino, motivó el resto.

Al borde de la quiebra económica

La mañana del sábado no fue un día normal en la tienda de este empresario en Tilburg. El cartel que anunciaba la campaña con la oferta, “Este sábado volveremos a abrir y por cada gol que haya marcado Holanda ante España os haremos 10 euros de descuento en cualquier par de zapatos” había surtido efecto y cientos de clientes guardaban cola a las puertas del local para hacer uso de un vale descuento de hasta 50 euros, 10 euros por cada uno de los cinco goles que anotó Holanda ante España, momento en el que este empresario se dio cuenta de lo arriesgada de su estrategia.

Tal fue la avalancha de clientes que sufrió el negocio que, según recoge el diario británico The Mirror, el dueño del negocio se vio obligado a cerrar el mismo al día siguiente para evitar continuar con una práctica que, en boca de dicho empresario, le habría llevado irremediablente a la quiebra, algo que pudo evitar más no así el enorme descalabro económico que su mal calculada campaña provocó en sus cuentas.

Los éxitos de La Roja ya han hecho cambiar las estrategias comerciales en España

Esta situación no es para nada novedosa en el rival de los holandeses el viernes, donde Los éxitos de España han hecho cambiar las estrategias de las firmas comerciales que muchas se aventuraron, como en el caso ahora de este empresario holandés, a poner en marcha cuando España aún no lograba estos grandes títulos internacionales.

Así, después de un lustro cosechando éxitos por parte de la Selección Española de Fútbol (Eurocopa 2008, Mundial de Sudáfrica 2010 y Eurocopa de 2012), se ha apreciado un importante cambio en las estrategias comerciales de las empresas en España que, se piensan y mucho, el lanzamiento de propuestas tan arriesgadas como las que han estado a punto de llevar a la quiebra a este empresario holandés.