La Fiscalía acusa a Cristiano Ronaldo de defraudar 14,7 millones de euros

0
Cristiano Ronaldo
La Fiscalía acusa a Cristiano Ronaldo de defraudar casi 15 millones de euros en concepto de derechos de imagen
  • Se le acusa de cuatro delitos contra la Hacienda Pública que podrían desencadenar incluso su entrada en prisión.

Los problemas de las grandes estrellas del mundo del deporte con la Hacienda Pública en España parecen no tener fin. Si hace tan sólo unas semanas conocíamos la sentencia en firme impuesta contra el argentino Leo Messi por fraude fiscal que le condenaba a una pena de prisión de 21 meses (7 meses por cada año en el que cometió fraude fiscal) y una multa de 2 millones de euros, ahora es el internacional portugués del Real Madrid el que se enfrenta a sus problemas con la justicia española, que le acusa de haber defraudado una cantidad hasta cuatro veces superior que la que llevó a juicio al argentino del FC Barcelona, o lo que es lo mismo, 14,7 millones de euros.

Fraude Fiscal

La Fiscalía de Madrid ha presentado una denuncia contra el internacional portugués del Real MadridCristiano Ronaldo, al que se le acusa de crear una entramada red de sociedades pantallas para defraudar hasta un total de 14,7 millones de euros de manera “consciente y voluntaria”.

Los delitos de los que se le acusa fueron cometidos entre los años 2011 y 2014, con un desglose de cantidades defraudadas que llevan a los 1,39 millones en 20111,66 millones en 20123,20 millones en 20138,50 millones en 2014, para dar un montante global final de 14.768.897 euros.

Sociedades Pantalla

La Fiscalía española acusa a Cristiano de haber creado una estructura societaria en el año 2010 con el único fin de ocultar a la Hacienda española las cantidades generadas por el portugués en España procedentes de sus derechos de imagen, un delito que supone un incumplimiento “voluntario” y “consciente” de sus obligaciones fiscales por parte del luso.

Así, el portugués, de acuerdo a la legislación española (Ronaldo es residente fiscal en nuetro país desde el 01 de enero de 2010 y optó de manera expresa en noviembre de 2011 por el régimen fiscal español aplicable a trabajadores desplazados al territorio español), debería haber grabado sus rentas en el año 2011 al 24% y en los tres ejercicios posteriores al 24,75%.

Sin embargo, el portugués simuló ceder sus derechos de imagen a una sociedad llamada Tollin Associates LTD, con domicilio en las Islas Vírgenes Británicas, de la que era socio único y con la única intención de obtener un beneficio fiscal ilícito. Esta sociedad cedió a su vez la explotación de los derechos de imagen del futbolista a otra ubicada en IrlandaMultisports & Image Management LTD que se dedicó a la gestión y explotación de los derechos de imagen del futbolista sin que la sociedad ubicada en las Islas Vírgenes Británicas desarrollara actividad alguna.


[rad_rapidology_inline optin_id=optin_2]


Empresas “innecesarias”

La Fiscalía española entiende que no era necesario la primera cesión de la explotación de los derechos de imagen del jugador a la compañía con sede en las Islas Vírgenes Británicas, demostrándose de este modo que el único objetivo era la interposición de una pantalla para ocultar a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria los ingresos obtenidos por el jugador por sus derechos de imagen.

Así, entiende que los 11,5 millones de euros que presentó en su declaración del IRPF del año 2014 el internacional portugués correspondientes a las rentas obtenidas en España entre 2011 y 2014, en realidad era una cantidad de casi 43 millones de euros que el luso no declaró.

Además, acusa a Ronaldo de no incluir “voluntariamente” ingresos por valor de 28,4 millones de euros por derechos de imagen de otra sociedad a la que habría cedido tales derechos entre 2015 y 2020 llamada Adifore Finance LTD, que sólo opera en territorio español.

Pena de cárcel y multa mínima de 28 millones de euros

Con el precedente Messi tan reciente, y teniendo en cuenta que lo defraudado por el argentino es hasta cuatro veces menos, desde GesthaAsociación de Técnicos de Hacienda, señalan que el Ministerio Fiscal podría ser pedir para el portugués una pena de prisión mínima de 7 años por los cuatro delitos fiscales y una multa económica que podría alcanzar los 28 millones de euros.

También señala que el juez podría aplicar la atenuante muy cualificada de regularización extemporánea, introducida en el Código Penal del año 2013, y reducir la pena a la mitad o incluso a la cuarta parte de cada delito fiscal siempre que el jugador reconozca los hechos y pague las cuotas defraudadas, los intereses y las multas en el plazo máximo de dos meses desde la citación judicial como investigado.