La firma SKINS estudia demandar a la UCI por los casos de dopaje

0

La firma australiana SKINS, empresa de confección dedicada a la ropa deportiva, sobre todo en el mundo del ciclismo, está sopesando muy seriamente presentar una demanda contra la Unión Ciclista Internacional por dejadez de sus funciones y no haber establecido un sistema lo suficientemente viable y seguro que garantizara la pureza del ciclismo y sus competiciones.

La demanda, que se cifra en unos dos millones de dólares, basa su argumento en que el máximo organismo a nivel internacional en el mundo del ciclismo no habría puesto todos los medios de su parte para evitar y detener el dopaje sistemático dentro de este deporte.

SKINS está al lado del ciclismo profesional desde el año 2008 y actualmente patrocina a los equipos nacionales de Australia y de Estados Unidos, así como al Rabobank, al Telekom y a NikeNZ en Nueva Zelanda entre otros. Los abogados de la marca se pusieron en contacto con la UCI la semana pasada para exponerles su intención de demandar a la organización por daños irreparables en la imagen del ciclismo que se han extendido, por consiguiente, a las marcas que apoyan al mismo.

SKINS manifiesta en su argumento que se incorporó al mundo del ciclismo allá por el año 2008 con el convencimiento de que se habían sentado las bases necesarias para garantizar un deporte limpio y alejado de los escándalos de dopaje al que había estado sometido durante los últimos años. Para ello, contaba con que la actuación de la UCI era más que adecuada según se derivaban de los diferentes comunicados y programas puestos en marcha por el organismo.

Sin embargo, el recientemente hecho público escándalo de Lance Armstrong, y la posterior actuación de la UCI en el mismo, sancionándolo según muchos tarde y mal, han dejado un mal sabor de boca a muchas de las marcas patrocinadores del ciclismo que se preguntan como la UCI, con todos sus sitemas antidopajes, no fue capaz de detectar el caso antes de la investigación llevada a cabo por la USADA: “El asunto de Lances Armstrong ha herido de muerte al ciclismo mundial hasta el punto de que el daño hecho en la imagen de este deporte difícilmente sea recuperable. Por extensión, consideramos que a todos los socios comerciales, también se les ha implicado de manera indirecta en estos escándalos, sufriendo en nuestra imagen un daño que alguien deberá reparar”, ha manifestado el presidente de SKINS, Jaimie Fuller.