La FIFA, los mensajes y el ambush marketing

0

Nada de mensajes. Ese es, precisamente, el mensaje que FIFA ha lanzado a todos los interesados de cara al Mundial de Brasil 2014: Quedan terminantemente prohibidos cualquier tipo de mensajes que los jugadores puedan lucir debajo de las camisetas, hecho éste que ya estaba recogido en la legislación FIFA pero que el máximo organismo del fútbol mundial ha querido ampliar.

Hasta ahora, la FIFA prohibía cualquier tipo de mensaje de índole religioso o político que un jugador pudiera lucir debajo de la camiseta oficial de su club en otra camiseta con el citado mensaje estampado para ello.

Sin embargo, la FIFA ha querido ir un paso más allá y prohibir, no sólo los mensajes de tipo religioso o político, sino en general cualquier tipo de mensajes que pudieran ser lucidos por los futbolistas debajo de sus camisetas. Y para ello, amenaza con fuertes sanciones, no sólo económicas sino también competitivas, a los jugadores que se salten esta nueva normativa, aunque el colegiado no les haya sancionado durante el encuentro por este gesto como mínimo con la tarjeta amarilla.

Así, con la nueva normativa, muy probablemente el mensaje de apoyo que Andrés Iniesta lució en la pasada final de la Copa del Mundo de Sudáfrica cuando anotó el gol del triunfo de España, una dedicatoria a su amigo, otro futbolista, Dani Jarque, fallecido sobre los terrenos de juego por un ataque al corazón, habría sido duramente castigado con la nueva normativa.

Sin embargo, ese no es el verdadero objetivo que persigue la FIFA con la nueva reglamentación. Eurocopa 2012. Encuentro Dinamarca-Portugal. El jugador danés Nicklas Bendtner anota, en el minuto 80, el gol del empate a dos que en esos momentos ondea en el marcador. Y preso de la alegría, en una acción perfectamente estudiada con su patrocinador, se levanta la camiseta y deja ver de una manera muy nítida y clara en la celebración, la goma de sus boxes en el que se puede leer claramente Pady Power, una casa de apuestas online. La UEFA asiste atónica a uno de los casos más descarados de ambush marketing que se recuerdan en el mundo del fútbol y días después le impone una dura sanción económica, multa que a buen seguro abonaría la firma de apuestas que obtuvo con la acción del jugador una repercusión y exposición mediática impagable, un caso del que hablamos extensamente en su momento en Marketing Deportivo MD.

Este es el verdadero objetivo de FIFA. Tratar de proteger los casos de ambush marketing que puedan darse durante la celebración de los encuentros en el Mundial al objeto de proteger los derechos e intereses de los sponsors oficiales. Sin embargo, la nueva normativa FIFA queda restringida (o sólamente habla) de mensajes en camisetas interiores. No sabemos como actuaría en el supuesto de los boxes de Nicklas Bendtner y Pady Power o, yendo mucho más allá, ¿qué haría si el jugador se levanta la camiseta y lo que aparece es el logotipo de una firma comercial tatutado en su cuerpo? A lo mejor estamos dando ideas para los unofficial partners que a buen seguro ya trabajan en fórmulas alternativas para conseguir su porción de popularidad en el Mundial de Brasil.