La FIA recibe presiones para cancelar el GP Bahrein 2012

0

A poco más de un mes para que dé comienzo una temporada más de la F1 en Australia, la FIA se ha encontrado con un problema que ya le dio fuertes dolores de cabeza la temporada pasada y que esta parece ser que agravará la situación.
Me estoy refiriendo al GP de Bahrein 2012 que se celebrará apenas un mes después de que de comienzo la temporada oficial, concretamente el día 22 de Abril. La FIA está recibiendo fuertes presiones al más alto nivel institucional para que cancele la disputa del GP debido a la caótica y preocupante situación político-social en la que se encuentra inmerso el país. Con una crisis cada vez mayor, el ejército en las calles, y una situación que tensa cada vez más las relaciones entre los países de la zona, sin ir más lejos, Arabia Saudí e Irán, miembros del  parlamento británico han remitido una misiva al presidente de la FIA en la que le solicitaban la cancelación de dicho gran premio. Los firmantes, ven con preocupación la decisión de la FIA de continuar adelante con su intención de celebrarlo en un país en el que “la continua crisis política en Bahrein es una fuente preocupante de inestabilidad en la región del Golfo, a lo que hay que añadir la falta de un movimiento que conduzca hacia la reconciliación y permita la instauración de figuras e instituciones democráticas. Las continuas revueltas callejeras y la muerte cada vez mayor de civiles a manos del ejército no creemos que sean las condiciones más aptas para celebrar un acontecimiento del calado de un Gran Premio de F1”.

Ante esta situación, la FIA se encuentra en una enorme disyuntiva moral: tomar en razón las consideraciones y suspender, al menos por ahora, el gran premio, o hacer caso omiso a las mismas y continuar con su idea de celebrar el GP. Y es que los intereses económicos que la FIA tiene en esa zona son ingentes: Bahrein es un importante centro comercial y financiero en toda esa zona  del golfo y los petrodólares son un dulce bastante tentador para Bernie Ecclestone que vería mermada económicamente los ingresos a obtener si se cancelara el mismo. 

Por su parte, los equipos ya han manifestado su preocupación nuevamente por la situación existente pero han delegado toda la responsabilidad sobre la decisión a adoptar en la propia FIA y en su máximo dirigente, Bernie Ecclestone.

Hay que recordar que el Gran Premio de Bahrein del año pasado en el circuito de Sakhir se pospuso y luego se canceló por las protestas pro-democracia que generaron una violenta represión. Los enfrentamientos se mantuvieron de forma constante desde ese momento y los activistas dicen que unas 60 personas murieron desde el inicio de la violencia, que ha empeorado en las últimas semanas, a medida que se acerca el aniversario del 14 de febrero.