La Federación Griega de Atletismo ‘cierra’ por la crisis

0

La Federación de Atletismo de Grecia (SEGAS) anunció el pasado miércoles la suspensión de sus actividades por su situación económico y pidió a las autoridades locales que actúen para salir del “colapso” y evitar la “disolución de las estructuras del atletismo”.

Ocho años después de que Atenas albergara los Juegos Olímpicos, los atletas de elite han visto sus becas congelada por los enormes recortes que el Gobierno griego está aplicando en sus presupuestos, lo que ha llevado a la Federación helena a adoptar la decisión de suspender provisionalmente todas sus actuaciones. 
«La federación exige de los dirigentes deportivos, en particular del Ministro de Cultura, Pavlos Geroulanos, que intervengan para evitar la disolución de la estructura del atletismo griego». Con este parón no habrá competiciones regionales o nacionales; las becas a atletas y entrenadores está congeladas. La financiación se había recortado un 50 por ciento en el periodo 2008-2011; el último presupuesto, de 7,3 millones de euros, apenas cubría los costes básicos. Los atletas griegos se han quejado en repetidas ocasiones de problemas para conseguir ayudas y del estado de algunas de las instalaciones con las que cuenta el país, pidiendo su renovación.

En la práctica, la suspensión de actividades cancela las competiciones que el organismo iba a organizar, aunque no afecta a las que tengan lugar en el extranjero.

En España, el presupuesto del Consejo Superior de Deportes (CSD) para el 2012 baja un 24,46%, de 164,6 millones a 124,4 millones. 40 millones menos para el deporte español en un año olímpico, lo que significa “una política de austeridad máxima, que es lo que exige la situación de España en los días que estamos viviendo”, en palabras del secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, que ha presentado este marte por la mañana el importante recorte. Una reducción que, trasladada a las subvenciones a las federaciones deportivas (30 olímpicas y 35 no olímpicas), se traduce en 13,6 millones menos para las entidades federativas, que en el 2011 recibieron 62,2 millones del CSD y este año no ingresarán más de 48,6 millones por ese concepto. Y eso que entre ellas se redistribuirá la subvención a la Federación Española de Fútbol, que ha renunciado a la que le correspondía (3,3 millones el año pasado).