La escudería Williams firma con Rexona

0
  • Rexona firma la alianza que le une con una de las escuderías revelaciones de la temporada: Williams

La temporada 2014 de la Fórmula 1 ha tocado a su fin hace apenas unos días más, sin embargo, las buenas noticias siguen llegando para algunas escuderías que han protagonizado unos excelentes resultados (algunos creen que incluso mejor de lo esperado) como es el caso de la escudería Williams, que vio como sus dos pilotos finalizaban el Mundial en Abu Dhabi en los cajones dos y tres del podio, que consolidaba la tercera posición de la compañía dentro del Mundial de Constructores. Ahora, apenas unos días después de ese punto y final de la temporada 2014 en la Fórmula 1, el equipo de Frank Williams anuncia la renovación de uno de sus principales patrocinadores.

La escudería Williams renueva con Rexona

La escudería británica continua creciendo y tan sólo unos días después de la conclusión de la actual temporada de la Fórmula 1 ha hecho público la nueva alianza alcanzada con el grupo Unilever con la que se vinculará durante los próximos años.

De este modo, Unilever continuará utilizando los monoplazas de Williams para promocionar uno de los productos de mayor peso específico dentro del equipo: su línea de desodorantes Rexona. Así, el logo de Rexona podrá verse en el pontón lateral y en el alerón delantero del nuevo monoplaza de la escudería para 2015 y, como no, en los monos de los mecánicos y de los pilotos de la escudería.

La compañía ya ha anunciado que utilizarán toda la gama de herramientas de marketing que ofrece la Fórmula 1 y una escudería como Williams para ayudar a Unilever y Rexona a alcanzar sus metas. El acuerdo alcanzado tendrá una duración de dos años a razón de 15 millones de dólares cada uno.

Con experiencia en la Fórmula 1

No es, ni mucho menos, la primera incursión del grupo en general y de la marca en particular en el Gran Circo de la Fórmula 1. En el año 2012, a comienzos del mismo y con la pretemporada de los equipos ya en marcha, a apenas un mes del inicio del campeonato, el grupo Unilever alcanzaba un importante acuerdo similar al ahora renovado con Williams con la escudería Lotus para lucir, también en aquel tiempo, el logo de Rexona en los monoplazas y resto del equipo.

Tan sólo un mes después, y con la temporada 2012 ya a las puertas de sus inicios, Rexona activaba la relación con Lotus con una campaña protagonizada por el que entonces era uno de los pilotos de la compañía, Kimi Räikkönen, ahora en Ferrari, que se convirtió en el protagonista absoluto de No Quit, la campaña de la marca con la escudería para ese año.