La escudería Sauber busca comprador

0

La noticia llegó ayer de manera indirecta, como consecuencia de los movimientos que estaba llevando a cabo uno de los pilotos de la escudería, el alemán Nico Hülkenberg, que estaría valorando muy seriamente la posibilidad de abandonar la escudería a final de temporada.

Los malos resultados del equipo pero sobre todo los enormes problemas económicos que atraviesa la escudería Sauber han sido los desencadenantes de que Nico Hülkenberg haya ejecutado una de las cláusulas de su contrato que le permite romperlo de manera unilateral y sin compensación alguna a Sauber, aunque es más que probable que el piloto no la haga efectiva hasta final de temporada dada la imposibilidad de ocupar volante en otra escudería a mitad de temporada. La escudería Lotus, que verá el año que viene como uno de sus pilotos, Kimi Raikkonen abandona la misma con destino a Red Bull, parece la más interesada en hacerse con los servicios del piloto alemán.

Este gesto de Hülkenberg no ha hecho más que poner nuevamente de manifiesto los enormes problemas económicos por los que atraviesa la escudería suiza que amenazan, muy seriamente, la viabilidad del proyecto más allá de la finalización de la presente temporada.

Por tal motivo, para tratar de paliar la situación, la escudería estaría en disposición de anunciar la llegada de un nuevo patrocinador en las próximas semanas si bien su gran objetivo es el conseguir incorporar a un nuevo inversor al equipo que comprase parte o la totalidad del mismo para garantizar la supervivencia de la escudería. Y los tiros están orientados al mercado ruso, donde suenan con fuerza dos nombres principalmente: el actual propietario del Chelsea, Roman Abramovich, que ya está presente en la escudería, y a Boris Rotenberg, co-propietario del banco ruso SMP y amigo de Vladimir Putin.