La escudería española de Fórmula Uno, HRT F1 Team, en venta

0

Sorpresón dentro del gran circo de la Fórmula Uno. Y es que una de sus escuderías, la española HRT F1 Team, ha anunciado públicamente que se encuentra en venta.

Estas son al menos las intenciones del principal grupo inversor de la escudería, la empresa de capital riesgo española Thesan Capital que aporta algo más de 20 millones de euros por temporada a la escudería. De este modo, de confirmarse finalmente la venta, se produciría un nuevo cambio en la propiedad del equipo, que desde su constitución, y a pesar de su corta historia, ha tenido ya varios dueños. Así, inicialmente, la plaza ofrecida en su momento por la FIA para la parrilla del año 2010 recayó en Adrián Campos, aunque diversas decisiones un tanto controvertidas impidió recaudar el dinero suficiente para mantener la viabilidad del proyecto. Ante la falta de patrocinadores suficientes, uno de sus socios, el inmobiliario José Ramón Carabante, se hace con el equipo para evitar perder el dinero que ya había invertido en él, con la esperanza de convertirlo en un atractivo producto de cara a posibles inversores o incluso una venta. A partir de aquí, los esfuerzos por encontrar un comprador dan sus frutos en el verano del año 2011 cuando la compañía de capital riesgo Thesan Capital, con el Banco Popular detrás, adquiere una escudería que se planta como objetivo fundamental para su supervivencia dentro del ‘gran circo’ el hacerla lo suficientemente atractiva de cara a inversores que ‘colaboren’ en la financiación de la misma, y por lo tanto, en su viabilidad.

Sin embargo, los resultados obtenidos y, sobre todo, la falta de socios que se involucren en el proyecto, han motivado que, tan sólo un año después, la compañía haya puesto a la escudería de nuevo en el mercado, con un mensaje que, en principio debería ser alentador, aunque muchos desconfían acerca de su veracidad: hay varios inversores muy interesados en adquirir el activo del que quiere desprenderse Thesan Capital. Sin embargo, la realidad parece ser otra.

Justo casi al mismo tiempo que se anunciaba la decisión de Thesan Capital de vender la escudería, se conocía el Expediente de Regulación de Empleo que la escudería ha comunicado y por el cual, aproximadamente el 50% del personal de la escudería, unos 32 empleados, perderán sus empleos. Así, las perspectivas no son nada halagüeñas para la escudería española, con un futuro a corto plazo lleno de nubarrones que podrían dar con el cierre total de la escudería si llegados el mes de Diciembre no llega un nuevo inversor salvador.

HRT sobrevive en la Fórmula Uno con un presupuesto que ronda entre los 50 y 60 millones de euros anuales, lo cual lo convierte en una aventura de difícil emprendimiento, por lo que la llegada de un nuevo inversor o, en el peor de los casos, la búsqueda de patrocinadores lo suficientemente fuertes y solventes a nivel mundial, se antojan una tarea harto complicada. Muchos ven en la llegada de algún nuevo piloto a la escudería con un fuerte sponsor detrás de él la única solución. Incluso barajan algunos nombres, como el del chino Ma Qing Hua, que la semana pasada con motivo de un homenaje que recibió en su China natal, los medios de comunicación anunciaron que llegaría, en 2013, a la escudería HRT como compañero de Pedro Martínez de la Rosa, convirtiéndo al asiático en el primer piloto chino en subirse a un Fórmula Uno, lo que podría atraer a multitud de inversores de aquel país a la escudería. Pero rápidamente la propia escudería informó que no había nada al respecto.

Un  nuevo reto para una escudería que no ha tenido un camino precisamente de rosas en su experiencia dentro de la Fórmula Uno y que, si no recibe el apoyo económico que necesita, verá echar el telón como tantas otras lo han hecho antes, el próximo mes de Diciembre.