La crisis del BES aboca al fin su relación con CR7

0
  • El rescate del gobierno luso a la entidad ha sido la puntilla a las mínimas esperanzas que quedaban de salvar una relación que se ha prolongado durante diez largos años
  • En ese periodo, los productos de ahorro captados por el jugador del Real Madrid han superado los 5.000 millones de euros de valor

La grave crisis institucional bancaria que se vive en Portugal con el rescate por parte del gobierno de la nación de una de las entidades financieras más importantes del país luso con casi 5.000 millones de euros procedentes de dinero público después de un intenso fin de semana de negociaciones y rumores de todo tipo, han provocado que la misma tenga un importante reflejo en el sector del marketing deportivo a través de su relación con una de las figuras portuguesas más importantes y mediáticas dentro del mundo del deporte a nivel mundial.

La relación con Cristiano Ronaldo, en el aire

Una de las primeras consecuencias de la decisión adoptada por el gobierno portugués ha sido que uno de los mayores activos de la entidad financiera dentro del mundo del marketing deportivo, su contrato con el internacional luso Cristiano Ronaldo, haya quedado cuanto menos en stand by, justo ahora que se adentra en la última etapa de su relación, una vinculación que culmina a finales de año.

Las enormes pérdidas presentadas en el último semestre por la entidad, más de 3.500 millones de euros han precipitado el rescate del gobierno, lo que aboca la relación con el jugador portugués, que este año cumple diez como máximo embajador de la entidad, a la conclusión de la misma una vez finalice el contrato que les une al término de 2014.

Renovado en 2012

La relación entre ambas partes vivió su último episodio en el año 2012 cuando se prolongó la vinculación entre las mismas hasta finales de este 2014. La abrupta interrupción de su relación una vez concluya la actual será un duro varapalo para la entidad.

No en vano, los productos de ahorro con la imagen de Cristiano Ronaldo han logrado captar más de 5.000 millones de euros, o lo que es lo mismo, más de una quinta parte de los recursos que los particulares confiaron al Banco Espirito Santo.