La compra de Beats por Apple, todo un negocio para LeBron

0
La compra de Beats por Apple, un negocio redondo para LeBron
  • Apple anunció hace tan sólo unos días la compra de la conocida compañía de auriculares y altavoces Beats por casi 3.000 millones de dólares
  • La conocida marca tiene en LeBron James a uno de sus principales embajadores dentro del baloncesto en particular y del mundo del deporte a nivel general

Hace tan sólo unos días un anuncio pasó, con la vorágine del Mundial de Brasil 2014 en uno de sus puntos culminantes, casi inadvertido para la gran mayoría de aficionados no sólo al mundo del deporte, sino a los muchos y cada día más adeptos que va teniendo la industria del marketing deportivo.

Una de las compañías tecnológicas más importantes del mundo, Apple, entraba de lleno en el cada vez más incipiente mundo de los auriculares y altavoces dentro del deporte con la adquisición de una de las firmas y marcas más destacadas dentro del sector, Beats.

La operación se cifró en unos 3.000 millones de dólares, todo un auténtico récord para la compañía de los auriculares si tenemos en cuenta que hace apenas unos años era una auténtica desconocida dentro del sector.

30 millones de dólares, el premio a la constancia de LeBron James con Beats

Con unos titubeantes comienzos, en los Juegos Olímpicos del año 2008, Beats comenzaba a hacer sus primeros pinitos dentro del mundo del marketing deportivo: así, en Pekín, pudimos ver como una de las grandes figuras del equipo USA de baloncesto, un prometedor LeBron James comenzaba a lucir unos auriculares de la marca durante toda su estancia en China. Desde entonces, LeBron James se ha convertido en uno de los principales embajadores de la compañía durante todo este tiempo.

Así, no ha sido difícil ver cómo Lebron James se relaja con los nuevos cascos de Beats By Dre en cada ocasión en la que así se lo requería la compañía. Y esta fidelidad, ahora tiene un premio.

En el momento de firmar el contrato como uno de sus principales embajadores, allá como decimos por el año 2008, los representantes del jugador que llevaron a cabo el acuerdo, que coincidían con los asesores financieros de la recién creada comopañía, acordaron que el crack de los Heat recibiera, además de su correspondiente contraprestación económica por ejercer sus funciones como embajador, una pequeña parte de acciones de la compañía como medio también puesto encima de la mesa por la empresa para hacer menos ostentosa la cantidad que debían abonar al jugador de Miami.

Ahora, con la venta a Apple, esa pequeña parte de acciones, pequeñísimas dicen algunos, le ha reportado a LeBron James un regalo sorpresa e imprevisto que rondan los 30 millones de dólares, una cifra de la que a buen seguro estará más que satisfecho el pivot norteamericano.