La Champions volverá a Antena 3 a partir de 2015

0
La Champions volverá a Antena 3 a partir de 2015
  • El grupo Atresmedia sorprende a sus rivales y se hace con los derechos de la competición por tres temporadas a partir de la 2015/2016

En los próximos días, el máximo organismo del fútbol continental europeo, la UEFA, anunciará la adjudicación de los derechos de emisión de la Champions League en España para los próximos tres años (a contar desde la temporada 2015/2016) al grupo Atresmedia (que aglutina a La Sexta y a Antena 3) y a Televisió de Catalunya (TV3), asestando con ello un duro golpe a uno de los grupos rivales que tenía todas las papeletas para quedarse con tales derechos dada su posición en el mercado y su importante apuesta por el deporte como estrategia de expansión: el Grupo Mediaset (Tele5 y Cuatro).

Mediaset la gran derrotada

Una de las primeras consideraciones a tener en cuenta con esta adjudicación es que, de existir un gran derrotado en las mismas, ese no es otro que el Grupo Mediaset, a priori máximo favorito para adquirir tales derechos junto con la entrada, a última hora, de Telefónica, a través de Movistar TV. Sin embargo, una oferta superior en la puja de Atresmedia ha quitado de una competición tan sumamente atractiva para el citado grupo como es la Champions League.

Con esto, se confirma la mala racha en lo que a adjudicaciones se refiere que lleva viviendo en los últimos meses el citado grupo, que ya tiene en propiedad los derechos de la Europa League y que transmite en la actualidad los encuentros de Brasil 2014.

Así, a la pérdida de la Champions, hace tan sólo unos meses veía como RTVE, el canal público español, se hacía con los derechos de los encuentros clasificatorios para la Eurocopa 2016 y el Mundial 2018 y cómo  a principios de año se esfumaba la posibilidad de recuperar la Fórmula 1 para las temporadas 2014 y 2015, algo que finalmente no ocurrió al permanecer en Atresmedia.

Mediaset, titular de los derechos del Mundial de Brasil 2014 para España, acusó un duro golpe con la eliminación de España en la primera fase de la competición que le llevó incluso a perder un 3% del valor de sus acciones en la Bolsa de Valores.