La Champions de pago ¿El inicio del fin?

0
Champions League
La Champions de Pago puede asestar un duro golpe a la competición
  • La adjudicación en España de los derechos de la Champions League a Mediapro augura un servicio de pago para el nuevo periodo 2018-2021

El pasado viernes se conocía la noticia. El grupo Mediapro se adjudicaba los derechos televisivos de la Champions League en España, lo que auguraba un futuro bastante poco prometedor para el fútbol en abierto de la competición. Ahora, los temores comienzan a aparecer respecto al futuro de la misma en el corto plazo con el nuevo escenario dibujado.

Champions de pago

Con la adjudicación de los derechos en España, y al hacerlo a Mediapro, la UEFA se aseguraba un importante incremento en los emolumentos a percibir toda vez que los principales países europeos han cerrado acuerdos con ala UEFA con operadores de pago.

Así, BT Sport retuvo los derechos en Inglaterra en exclusiva para el nuevo periodo 2018-2021 por 1.365 millones de euros por dicho periodo. En Francia, la SFR arrebató a última hora los derechos de pago a Canal + y beIN Sports a cambio de algo más de 1.050 millones de euros; en AlemaniaSky Deutschland será la encargada de dar todo el torneo bajo la modalidad de pago por visión tras renovar sus derechos a partir de 2018 por una cifra también superior a los 1.000 millones de euros y en ItaliaSky Italia se impuso a Mediaset para dejar a Canale 5 sin el partido en abierto de cada jornada a cambio de un cantidad que rondaría entre los 800 y los 900 millones de euros.


[rad_rapidology_inline optin_id=optin_2]


El fiasco de la F1

Todo ello ha configurado un escenario televisivo en Europa donde la Champions, en los principales países continentales, solo podrá seguirse en pago por visión, una fórmula que si bien le ha reportado importantes ingresos a la UEFA en el proceso de adjudicación de tales derechos, a la larga puede volverse en contra suya. Y ejemplos dentro del mundo del deporte no faltan.

El último, el paso dado al frente por los nuevos propietarios de la Fórmula 1, que después del último periodo de adjudicación de sus derechos y que ha convertido a la competición en uno de los deportes de pago de media Europa, consideran que estar en abierto es fundamental para la buena salud de la misma: “Tener retransmisiones en abierto es fundamental para nosotros.  Lo ideal es mantener un sistema donde el 30% de las retransmisiones sean en abierto y el resto , en canales de pago”. El que así habla es Sean Bratches, director comercial de la Fórmula 1 que considera uno de los mayores errores de los últimos años el haber dado un periodo de explotación de sus derechos a la televisión de pago prácticamente por completo.

El peligro del pago en exclusiva

El no estar presentes en canales en abierto ha provocado que la audiencia haya descendido de manera importante en el Reino Unido, lo que se ha traducido en un menor interés de la competición para las firmas y marcas comerciales, que o bien se han planteado su patrocinio dentro de este deporte o bien incluso su salida del mismo.

El nuevo escenario televisivo dentro del mundo del deporte, con una preponderancia de los eventos de pago frente a los acontecimientos en abierto, ha generado en muchos deportes un efecto boomerang del que, en el mejor de los casos, les costará salir.

La Champions se enfrenta, televisiva y comercialmente hablando, quizás a uno de sus periodos más difíciles aunque pueda parecer lo contrario. La emisión de toda la Champions prácticamente en toda Europa a través de servicios de pago puede volverse en contra por completo de la propia competición tal y como ha pasado dentro de la Fórmula 1. El debate vuelve a estar encima de la mesa y se resume en una pregunta ¿Cuál es el mejor modelo de gestión de un evento deportivo, todo en pago por visión o emisión en abierto?haya un número de grandes premios en abierto y luego podamos jugar y trabajar con la parte de pago para generar ingresos que podemos reinvertir de nuevo en la competición”, ha detallado.