La ausencia de Falcao en Brasil, un golpe sobre todo económico

0

Durante la recta final de la temporada futbolística europea, una negra sombra planeaba sobre las principales marcas y firmas patrocinadoras de las grandes estrellas del mundo del fútbol: la posibilidad de que las mismas se quedaran fuera finalmente de la cita mundialista como consecuencia de una inoportuna lesión final. 

En Europa, y durante la final de la pasada edición de la Champions League que enfrentó al Real Madrid y al Atlético de Madrid, todos los ojos se centraron en el estado de salud de las dos estrellas de esos clubes, el portugués Cristiano Ronaldo y el hispano brasileño Diego Costa. Pero mientras el temor de los aficionados era por saber si podrían contar en el encuentro con su ídolo o no, entre las marcas y patrocinadores personales de estos jugadores, el temor radicaba en una visión que iba mucho más allá: la posibilidad de que una recaída de sus lesiones les apartara no ya de la Final de la Champions League sino de un evento de la mediaticidad de un Mundial.

Finalmente, ambos jugadores podrán estar presentes en la cita mundialista. Más muchas son las marcas que a día de hoy se lamentan de que otras grandes estrellas del mundo del fútbol, por lesión, no puedan acudir a la cita con el Mundial. El último nombre que al respecto ha dado un buen disgusto a sus patrocinadores personales no ha sido otro que el del colombiano Radamel Falcao, que a pesar de sus esfuerzos, no ha sido capaz de recuperarse a tiempo de una lesión que le ha tenido fuera de los terrenos de juego casi toda la temporada.

La decisión de José Néstor Pékerman, seleccionador colombiano, de no convocar de manera consensuada con el jugador, al futbolista del Mónaco como consecuencia de la no recuperación a tiempo de su lesión, ha sentado como un auténtico jarro de agua fría a sus patrocinadores personales, que ya hacen números acerca del perjuicio económico que dicha ausencia les supondrá para sus arcas.

Así, firmas como Gillette, BBVA Directv o Hublot verán como la ausencia del jugador colombiano les supondrá un importante agujero en sus cuentas. Su no presencia repercutirá enormemente en sus estrategias de cara a un evento que congregará delante del televisor a más de 3.000 millones de personas alrededor de todo el mundo. Algunas de ellas, con campañas focalizadas por completo en el jugador referencia de la selección colombiana, verán como la inversión realizada caerá en saco roto, con una tasa de retorno que dificilmente logrará siquiera cubrir al menos un porcentaje, aunque sea bajo, de la misma.

Pero esta ausencia no solamente implicará un enorme trastorno a las firmas y casas comerciales o a los aficionados. La tercera parte afectada en todo este proceso, quizás la primera en importancia, sea el propio jugador que, aparte del golpe moral y deportivo que implicará su ausencia de un acontecimiento como el Mundial, también está la parte pecuniaria que, lógicamente, también se verá irremediablemente afectada.

En este sentido, los expertos del sector auguran que esa ausencia de la convocatoria con Colombia le supondrá a Falcao una disminución en sus ingresos procedentes de sus patrocinadores que podría rondar, en el mejor de los casos, alrededor de un 40%, todo un auténtico mazazo para un jugador que es capaz de mover con su marca, Falcao, que tiene incluso registrada, varios millones de dólares al año.

La ausencia de un acontecimiento como es un Mundial de Fútbol en un escenario como el que se dibuja en la actualidad dentro de la industria del deporte, donde como veíamos hace tan sólo unos días, la fuerza del negocio se va imponiendo a la del mero deporte en la mente de los futbolistas (Ver La Evolución del Pacto Pelé: el negocio se come al fútbol), es considerada por todas las partes implicadas como un contratiempo con irrecuperables pérdidas, morales, deportivas pero, sobretodo, económicas.