La aseguradora AIA ficha a Beckham como nuevo embajador global

0
335
David Beckham
El ex futbolista británico será nuevo embajador global del grupo asegurador AIA Group
  • El ya retirado futbolista ejercerá la función de embajador a nivel mundial de la compañía aseguradora durante los próximos años

La aseguradora AIA Group ha anunciado la incorporación del ex futbolista británico David Beckham como nuevo máximo embajador de la compañía para los próximos años en un acuerdo de larga duración cuyos términos no han sido dados a conocer.

Nuevo embajador

Uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, AIA Group ha hecho público el acuerdo alcanzado con el ex futbolista David Beckham en virtud del cual el británico ejercerá las funciones de máximo embajador de la compañía a nivel mundial.

De este modo, y en base al acuerdo alcanzado, el ex jugador del Real Madrid prestará su imagen a una serie de campañas de publicidad que pondrá en marcha la aseguradora además de estar presente en toda la estrategia de la firma de cara a sus clientes, socios, agentes y empleados.

Un jubilado de oro

A pesar de llevar retirado más de cuatro años de la práctica profesional del fútbol, su marca parece ser una de esas pocas elegidas que, como la del gran Michael Jordan, a pesar de que su portador ya no está participando de manera activa dentro del deporte que le dio la gloria, la misma sigue teniendo el mismo potencial o incluso más que cuando éste desarrollaba su carrera profesional sobre los terrenos de juego. David Beckham ha demostrado, a pesar de estar retirado, que su marca sigue siendo una de las grandes dominadoras del sector a nivel mundial.

Su imagen es uno de los grandes iconos dentro del mundo comercial: embajador de firmas de moda, de vinos, de tecnología y de todo un largo etcétera, atractivo que sigue manteniendo vivo a pesar de estar retirado como decíamos anteriormente lo que ha llevado a preguntarse a más de uno cuánto vale la marca Beckham. El valor de la imagen de marca de David Beckham supera el billón de dólares para situarse en torno a los 1.600 millones de euros, una cifra astronómica más si tenemos en cuenta que se estima que, por negocios, el británico obtiene del orden de 50 millones de euros anuales.