La AS Roma confirma lo adelantado por MD: vestirá Nike

0

Apenas unas horas antes de que Roma viviera el apogeo de la elección del nuevo Papa, la ciudad italiana también fue noticia en el terreo del marketing deportivo. Y es que, tal y como anunciamos en su día en MD, la AS Roma hacía oficial el acuerdo alcanzado con la firma norteamericana Nike para que, desde el año 2014, se convierta en nuevo sponsor técnico de la escuadra italiana.

El día de ayer fue sonado en la ciudad italiana. Y no sólo porque se conociera, a eso de las 20:30 horas, el nuevo Papa que guiará los designios de la comunidad cristiana a nivel mundial, sino por otro hecho no menos importante, sobre todo, para los aficionados de la AS Roma. Así, en un comunicado OFICIAL, la entidad de la capital italiana hacía oficial el acuerdo alcanzado con una de las firmas más importantes de ropa deportiva a nivel mundial, la norteamericana Nike para que ésta se convirtiera, a partir de la temporada 2014, en nuevo sponsor técnico del conjunto de la capital de Italia.

El nuevo acuerdo tendrá una duración bastante prolongada, nada menos que diez años serán los que Nike suministre los uniformes de la AS Roma, y llega después de una dura ‘batalla’ que la firma norteamericana ha tenido que entablar con otras marcas rivales, sobre todo Adidas, que también aspiraban a hacerse con un ‘preciado botín’ como es la sponsorización técnica de la Roma. Sin embargo, será finalmente la firma norteamericana la que se lleve el gato al agua y, aunque los términos económicos del acuerdo alcanzado no han sido dados a conocer, es más que probable que la cuantía a abonar haya satisfecho y con creces lo esperado conseguir por este concepto por las autoridades del conjunto italiano, con James Pallota a la cabeza.

Recordemos que Pallota nunca llegó a ser partidario de que la firma Kappa continuara
vistiendo al conjunto italiano. Es más, a pesar de que la vinculación
con la firma italiana databa del año 2004, tras su llegada al club
Pallota siempre manifestó recelos, justificados o no, sobre la firma.
Entre otras cosas, cuestión a parte de ciertas diferencias en cuanto a
la calidad del servicio prestado, Pallota no alcanzaba a entender que
una entidad como la Roma no estuviera equipada por las grandes firmas de
ropa deportiva, llámense Nike o Adidas. En el trasfondo de todo este
ambicioso plan radicaba la actitud excéptica de Pallota con respecto a
Kappa, toda vez que consideraba que un conjunto como el italiano podía
obtener mayores ingresos procedentes de su sponsorización técnica. Y los planes del nuevo propietario de la Roma de desembarazarse de Kappa
vieron la excusa perfecta durante el pasado verano, cuando el club, que llevó a cabo
una minigira de pretemporada por los Estados Unidos fruto de sus
acuerdos comerciales y de las influencias de Pallota para llevarlo a
tierras norteamericanas, vio como la firma deportiva no tenía a punto
las nuevas equipaciones e indumentarias del club para la temporada que estaba a punto de comenzar durante dicha gira veraniega. Este hecho, que podría en otro
club achacarse a problemas más bien logísticos, dio pie a que Pallota
encontrara en el mismo la mecha que encendería la llama de la extinción
del contrato con Kappa. A partir de aquí, los acontecimientos se
precipitaron. A dicho retraso, se unieron las quejas de la afición acerca
de la calidad de las prendas del uniforme para esta temporada a la que
se le añadieron la de los propios jugadores que también se quejaron
amargamente sobre determinados aspectos de la misma que afectaban a su
rendimiento.

Todo este caldo de cultivo fue más que suficiente para que se pusiera en marcha la maquinaria del equipo romano para encontrar un nuevo sponsor que, finalmente, ha llegado. La cuestión que se plantea ahora es conocer qué firma será la encargada de vestir a la AS Roma la temporada que viene, una temporada de transición hasta la llegada de la firma norteamericana y que plantea muchos problemas a la hora de que alguna firma importante quiera hacerse con el equipo romano por tan sólo una temporada. Todos los tiros apuntan a que será Macron la firma encargada de hacerse con este año intermedio. Sin embargo, las declaraciones del máximo responsable de la firma afirmando que no tienen nada firmado y no preveen firmar nada con la AS Roma para hacerse cargo, abre, en caso de ser ciertas dichas manifestaciones, un nuevo abanico de posibilidades acerca del futuro sponsor técnico del conjunto italiano para la temporada que viene. Tras estas afirmaciones, todas las miradas se vuelven hacia Asics, aunque existe otra posibilidad. Y es que el conjunto italiano juegue bajo una marca propia, cuya indumentaria sería suministrada por alguna marca oficial aun cuando no apareciera el logotipo de la misma sino el de la marca propia de la Roma, como bien pudieran ser Asics, Macron o incluso la propia Nike. Este hecho, que no es muy común en Italia, sí que es habitual en la Liga española, donde conjuntos como el Betis o el Athletic de Bilbao ya han recurrido a ella en alguna que otra ocasión.

La decisión de Nike de firmar con dos años de antelación hasta su llegada ya se vivió con el desembarco de la compañía en el Manchester United, con el que firmó en el año 2000 para incorporarse al club dos años después, en el año 2002.