La apreciación del franco suizo, un mal negocio para Federer

0
Roger Ferderer en su participación en el Open de Australia 2015
  • La apreciación del franco suizo con respecto al euro provoca una pérdida en las cuentas de Roger Federer que rondaría los 40 millones de euros

Uno de los mejores tenistas de todos los tiempos que se encuentra en la actualidad disputando el primer Grand Slam de la temporada, el Open de Australia de tenis, ha recibido con inquietud en aquellas latitudes la noticia de la intensa apreciación del franco suizo frente al euro, la divisa comunitaria, una apreciación que ha comenzado a hacer estragos en muchos ciudadanos suizos, entre los que se encuentra el tenista.

La decisión del Bancon Central Suizo afecta a miles de ciudadanos

La decisión adoptada hace ahora una semana por el Banco Central de Suiza de eliminar el tipo de cambio mínimo del franco suizo respecto al euro ha generado una enorme inquietud entre los ciudadanos de aquel país pero también de otros países que habían convertido a la moneda suiza en el valor refugio en los últimos años. Entre los primeros se encuentra el tenista suizo Roger Federer.

La sorpresiva decisión del Banco Central suizo provocó de inmediato una fortísima apreciación de la moneda helvética respecto al euro hasta situarse en un cambio de 1,02 francos por 1 euro, prácticamente en la paridad, cuando antes de la decisión el cambio se encontraba al rededor de 1,45 francos por 1 euro.

La apreciación del franco suizo, un mal negocio para Federer

Entre esos ciudadanos, quizás el más mediático de todos sea el tenista suizo Roger Federer, que ha visto de golpe y porrazo como las cuentas que tenía en el estado helvético se depreciaban hasta perder un 40% del valor existente en las mismas.

El asunto tiene grandes aristas por resolver, sobre todo en el caso de Federer. Con casi 100 millones de euros ganados sólamente en premios a lo largo del año, el tenista es uno de los deportistas que más ingresos obtienen una vez concluye la temporada, alrededor de 55 millones de euros entre lo obtenido en premios y las ganancias procedentes de los acuerdos comerciales del tenista. La apreciación de la moneda helvética con respecto al dolar ha provocado estragos en las cuentas del jugador que incluso se atrevió a bromear con respecto a las mismas una vez los periodistas congregados en Australia le hicieron llegar la noticia.