La “amenaza” de Puma no influye en Conte

0
Conte, nuevo seleccionador italiano
  • Las convocatorias para los cuatro primeros encuentros oficiales del nuevo seleccionador italiano demuestran la no influencia de su relación con Puma en las mismas
  • En ninguno de los partidos los convocados embajadores de Puma superaron el número que llevó Prandelli al Mundial de Brasil

Cuando el pasado mes de Agosto la Federación Italiana de Fútbol, la FIGC, anunció el nombre del que iba a ser el próximo seleccionador nacional italiano, se generó un intenso debate en Italia. Pero por más que pudiera parecer, el mismo no se estructuró en torno a la figura de Antonio Conte, que sería el nuevo máximo responsable de la parcela técnica de una selección venida a menos en los últimos años, y su capacidad, oportunidad o conveniencia para dirigir los designios de una selección como la italiana. No. El verdadero debate lo ponía la aparición de una nueva figura en el mundo del fútbol que hasta ahora no se había dado, al menos de una manera tan descarada, dentro del fútbol profesional.

Puma pagará la mitad de la ficha de Conte

Unos días antes de la presentación oficial del italiano como nuevo seleccionador, se comenzaron a conocer alguno de los detalles que vincularían al mismo con la Federación Italiana de Fútbol: Conte quedaría vinculado a la Federación azzurra hasta el 31 de Julio del año 2016 con una nómina que le convertiría en uno de los seleccionadores nacionales mejor pagados del mundo: 3 millones de euros. Sin embargo, el foco de la atención mediática estaba puesto en un pequeño detalle que venía a poner patas arriba el fútbol: el protagonismo que recababa para sí Puma en esta incorporación.

La marca alemana, sponsor técnico de la Federación Italiana de Fútbol, se convertiría a su vez en un importante factor en el fichaje de Conte por la FIGC al ser la firma la que abonaría la mitad de la ficha del ex entrenador de la Juventus de Turín como nuevo responsable de la parcela técnica de la Selección Italiana, convirtiendo a Conte en uno de sus principales embajadores a nivel mundial dentro del mundo del fútbol. El debate se puso, desde ese momento, encima de la mesa: ¿Era ético que una marca se inmiscuyera de este modo en el destino de un seleccionador nacional dentro de una Federación? ¿Cómo afectaría esta relación seleccionador-sponsor técnico a las convocatorias? ¿Se atrevería a dejar fuera de las mismas a las grandes estrellas de la marca? Mil y una preguntas que el nuevo seleccionador italiano trató de responder en la rueda de prensa de su presentación oficial.

La “amenaza” Puma no se ejecuta con Conte

Y llegado el día, Conte respondió a las múltiples preguntas que sobre el tema le hicieron los medios allí convocados defendiendo que no se dejaría influir por Puma en sus decisiones meramente deportivas. Quedaba tan sólo comprobar que este extremo era, definitivamente, cierto.

Ahora, casi tres meses después de la llegada de Conte al banquillo nacional azzurro, y con cuatro convocatorias para encuentros oficiales de clasificación para la Eurocopa de Francia del año 2016, podemos decir que, hasta el momento, la tan temida amenaza de Puma no está influenciando a Conte.

Si tomamos como referencia la última convocatoria que realizó el anterior seleccionador italiano, Cesare Prandelli, precisamente para el último Mundial de Brasil 2014, el por entonces responsable de la parcela técnica en Italia convocó hasta a cinco embajadores de la marca Puma para dicha cita: Gianluigi Buffon, Mattia Perin, Giorgio Chiellini, Marco Verratti y Mario Balotelli. La pregunta era clara entonces: ¿cómo quedaría la nueva Italia de Conte respecto a los embajadores de Puma? O dicho de otro modo, ¿la nueva relación Puma-Conte-FIGC ejercería influencia en cuanto a los posibles seleccionados en la azzurra?

Sigue dominando la dupla Nike-adidas 

Hasta el momento, Conte ha dado la convocatoria para cuatro encuentros oficiales, correspondientes a los partidos de clasificación de la próxima Eurocopa de Francia del año 2016: ante Noruega, Azerbaiyán, Malta y el último de ayer ante Croacia. Y la situación habla bien a las claras. Ni Puma ha ejercido influencia en Conte ni, si la ha habido, Conte parece haberle hecho mucho caso a tenor de la realidad observada.

Ante su primera convocatoria oficial, Noruega, Conte se llevó en la convocatoria a cuatro embajadores de Puma: Gianluigi Buffon, Davide Astori, Mattia Perin y Marco Verratti, de los que tan sólo los dos primeros disputaron el encuentro. Para el siguiente partido, ante Azerbaiyán, el número de representantes no varió, 4, los mismos que ante Noruega con la única variación de la salida de Davide Astori y la entrada de Giorgio Chiellini. Ante el encuentro ante Malta, los convocados de Puma fueron los mismos que ante Azerbaiyán y en el último encuentro, el disputado ayer ante Croacia, los embajadores de la marca alemana bajaron a tres tras la lesión y salida de la convocatoria de Mario Balotelli: Gianluigi Buffon, Giorgio Chiellini y Mattia Perin.

Se da la circunstancia, además, que en estos primeros cuatro encuentros oficiales, en ninguno de ellos, salvo en el partido ante Malta, estuvieron presentes sobre el terreno de juego a la vez más de dos embajadores de Puma: Buffon y Astoria ante Noruega y Buffon y Chiellini ante Azerbaiyán y Croacia; sólo ante Malta hubo tres embajadores a la vez en el campo:Buffon, Chiellini y Verratti. Se despejan así las enormes dudas que una relación totalmente nueva en el mundo del marketing deportivo había provocado. Hasta el momento, Puma no ha ejercido influencia en Conte o, si la habido, Conte no parece haberle hecho mucho caso.