La ACB firma la paz con el sindicato de jugadores

0
  • El acuerdo firmado entre las partes, el Sexto Convenio Colectivo del baloncesto español, estará vigente hasta el año 2022.

Se firmó la paz. Al final la sangre no llegó al río tal y como vaticinaban las previsiones más agoreras y la ACB y la ABP, el sindicato de jugadores que representa al baloncesto español, acordaron firmar el nuevo convenio colectivo que regirá en el baloncesto patrio durante los próximos cuatro años.

Sexto Convenio Colectivo

Antonio Martín, presidente de la ACB, y Alfonso Reyes, presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales, ABP, sellaron la paz y han presentado la firma del que será el sexto convenio colectivo que regirá el baloncesto español.

La nueva norma estará vigente hasta la finalización de la temporada 2021-22 y aunque el mismo ya ha sido presentado, aún falta que dicha firma sea ratificada por las respectivas asambleas generales de ambas entidades.

Arduas negociaciones

Aunque finalmente ha habido acuerdo, las negociaciones nunca han sido sencillas entre ambas partes. De hecho, más de un especialista dentro del sector auguraba una ruptura total de las negociaciones después de más de un año de infructuosos contactos que pusieron en riesgo la firma de este nuevo acuerdo.

La crisis en las negociaciones alcanzó su punto álgido hace casi un año cuando las diferencias entre las partes eran tan patentes que a punto estuvieron de afectar al normal desarrollo de la pasada edición de la Copa del Rey.

El principal punto de desencuentro entre patronal y sindicato ha sido siempre el llamado Fondo Social, que no es más (ni menos) que la cantidad anual que la ACB debe pagar a la ABP para su normal funcionamiento. En el sexto convenio colectivo se sigue manteniendo la cantidad aportada hasta ahora, 315.000 euros durante los dos primeros años, con el compromiso de rebajar dicha cantidad hasta los 280.000 euros en el tercer año y a los 270.000 euros en el último año de vigencia del convenio.

 

El gran punto de desencuentro entre jugadores y clubes fue el llamado Fondo Social, la cantidad anual que la ACB abona a la ABP para su funcionamiento y mantenimiento. Con el nuevo acuerdo se mantiene la cifra de 315.000 euros durante el primer y el segundo año (2018/19 y 2019/20), pero la cantidad se rebaja a 280.000 euros en el tercero (2020/21) y a 270.000 en el cuarto y último año del nuevo convenio (2021/2022).

Para poder mantener esos 315.000 euros de los dos primeros años, la ABP por su parte se ha obligado a poner una cuota a los jugadores ya a partir del segundo año del convenio y mantenerla a partir de entonces con el objetivo de cubrir poco a poco las cantidades que va dejando de aportar la ACB. En la actualidad la ABP no cobra cantidad alguna a sus jugadores.