Kevin Durant hunde a Under Armour

0
Kevin Durant
Kevin Durant ha provocado, con sus manifestaciones, la caída en Bolsa de las acciones de Under Armour
  • El crack de los Warriors provocó la caída en bolsa de las acciones de la compañía de Baltimore después de asegurar que nadie quiere jugar con Under Armour.

Todo iba bien en la entrevista que el crack de los Golden State Warriors estaba concediendo a uno de los periodistas más seguidos en los Estados Unidos, Bill Simmons, en su podcast The Ringer, hasta que Durant se sinceró, quién sabe, si en una respuesta más que premeditada en favor de la marca que le patrocina y que provocó, a su vez, la caída en Bolsa de aquella otra firma que en su momento lo pretendió.

“Nadie quiere jugar con Under Armour”

La entrevista discurría por los cauces normales hasta que a Durant se le preguntó cuál creía que era el motivo por el que la Universidad de Maryland no había vuelto a tener grandes estrellas dentro del mundo del deporte en general, y dentro del baloncesto en particular.

La respuesta, tan clara como directa: “No han salido nuevas grandes estrellas porque nadie quiere jugar con Under Armour. Todos los niños quieren jugar con Nike. Ese es el verdadero motivo por el que nadie quiere ir a Maryland“, señaló, recordando que Maryland tiene un importante acuerdo de patrocinio con Under Armour.


[rad_rapidology_inline optin_id=optin_2]


Caída en Bolsa

En ese momento nadie podía prever las consecuencias de dichas manifestaciones. Más bien, todo parecía indicar que se trataba más que nada de una respuesta “de cortesía” hacia la marca que lo patrocina, normal en todo caso en un embajador de Nike que percibe cifras millonarias por representar a la multinacional.

Sin embargo, lo cierto es que esas manifestaciones provocaron que las acciones en Bolsa de Under Armour cayeran hasta un 3%, lo que vino a cerrar un agosto negro para la compañía de Baltimore. A comienzos de agosto, la firma presidida por Kevin Plank anunció que cortaría empleos y cerraría tiendas, llevando sus acciones a mínimos históricos.