Jeanie Buss seguirá siendo la presidenta de Los Lakers

0
Jeanie Buss
La heredera de la fortuna Buss continuará ejerciendo como presidenta de Los Lakers
  • La guerra fratricida existente en Los Lakers ha dirimido su primer capítulo decantándose a favor de la que era su presidenta, Jeanie Buss

No bajan muy tranquilas las aguas en el seno de la dirección de Los Lakers, una dirección en manos de la familia Buss, que se ha enfrascado en una guerra fratricida de la que, por el momento, ha salido victoriosa la que hasta ahora desempeñaba el cargo de presidenta, y que continuará ejerciendo, Jeanie Buss.

Jeanie triunfa sobre su hermano Jim

El conflicto que viven desde hace tiempo en el seno de la familia Buss, dueña de Los Angeles Lakers, ha vivido hace tan sólo unos días su último capítulo después de que Jeanie Buss, responsable máxima de la franquicia, apartara de las decisiones deportivas al hasta entonces responsable, su hermano Jim Buss.

La decisión, oficialmente amparada bajo la explicación de la mala racha que ha vivido el equipo durante los últimos años, tenía una razón mucho más extradeportiva como los movimientos de Jim con otro de sus hermanos con derecho a la propiedad dentro de la franquicia, Johnny, para desbancar del sillón presidencial a su hermana Jennie.

Un legado millonario

El objetivo realmente es el control de una multimillonaria fortuna que tiene a Los Lakers como una de sus piezas más preciadas. Así, Jeanie apartó a Jim para colocar, hace tan sólo unas semanas, a Magic Johnson como máximo responsable de las decisiones deportivas. La decisión no gustó a Jim, que no dudó en acudir a los tribunales para denunciar los movimientos de su hermana, unos tribunales que han terminado dando la razón a su hermana, que seguirá siendo la máxima responsable de la franquicia, una posición que ha visto reforzada después de la decisión de los tribunales.

Según los tribunales, la herencia dejada por su padre, Jerry Buss, tras su muerte, era bastante clara y concisa al respecto: la prioridad sobre la misma y sobre la propiedad de Los Lakers recaía en primer lugar sobre Jeanie Buss, por encima de sus dos hermanos, Jim Johnny.

La conflictiva situación viene de lejos. Tras la muerte de su padre, en el año 2013, Jeanie  se encargó de ejercer el papel que hasta entonces había venido desarrollando su padre dentro de la franquicia pues así lo dispuso su progenitor en su herencia. Así, los tres hermanos tendrían derecho como administradores de la franquicia pero sería Jeanie la que ejercería el papel de máxima responsable, quedando sus hermanos a un papel más de funciones directivas.

Sin embargo, la decisión, inicialmente admitida por los dos hermanos, fue cuestionada hace tan sólo unos meses cuando los dos hermanos intentaron apartar de Jeanie de su posición como máxima responsable de la franquicia. Estos movimientos fueron denunciados por Jeanie ante los juzgados mediante una demanda en la que se exponían los pasos que dieron sus hermanos para echarla de la presidencia convocando una reunión en la que se elegiría a una nueva junta directiva en la que no estaría Jeanie para así hacerse con el control de Los Lakers. Sin embargo, los tribunales han dado la razón a Jeanie lo que deja a la heredera en una posición de verdadero poder frente a sus hermanos y ahora respaldada además de manera legal.