Italia quiere los Juegos de 2024

1

Febrero del año 2012. En pleno ojo del huracán de la crisis económica en Europa, una de las ciudades aspirantes a organizar los Juegos Olímpicos del año 2020, la capital de Italia, Roma, se retira de la carrera olímpica ante la imposibilidad de hacer frente a los costes que supondría, no sólo la realización de las obras para albergar la cita olímpica, sino ya incluso hasta para mantener un nivel de calidad aceptable en su candidatura.

El anuncio, ampliamente comentado en Marketing Deportivo MD, supuso un auténtico jarro de agua fría para los aficionados italianos, esperanzados muchos en que un evento como unos Juegos Olímpicos lograra reanimar y hacer que la economía italiana, sumida en una profunda crisis, saliera de la Unidad de Cuidados Intensivos.

Apenas diez meses más tarde, el alcalde romano, Gianni Alemanno, admitió por primera vez que quizás se precipitaron al
retirar la candidatura olímpica italiana de la carrera por los Juegos
del año 2020, una decisión adoptada por la recomendación del gobierno transalpino y que tuvo graves consecuencias en el movimiento
olímpico italiano, que vio como Mario Pescante, Vicepresidente del
Comité Olímpico Internacional, avergonzado de la retirada anticipada de
la candidatura romana, presentara su dimisión irrevocable. En aquel entonces, el propio Alemanno sopesaba la posibilidad de volver a presentarse a Juegos futuros.

Ahora, cuando van a cumplirse dos años de aquella traumática decisión, ha sido el propio primer ministro italiano, Enrico Letta, el que ha confirmado que Italia se postulará para acoger los Juegos Olímpicos del año 2024, con un proyecto que no implicará incurrir en costes faraónicos y del que ya ha hablado con el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach.

Estas afirmaciones las ha realizado en la ciudad rusa de Sochi, a la que se ha desplazado para apoyar la puesta en escena del equipo olímpico italiano, aunque se ha apresurado a decir que jamás podrán hacer unos Juegos Olímpicos con un coste al menos parecido al que le ha supuesto a la ciudad rusa los suyos: “Eso es impensable para nosotros. Tenemos algo más de tres años y medio para preapar la candidatura y queremos aprovechar la experiencia que tenemos tras la preparación de la Expo 2015 de Milán“, sentenció.

Falta pues tan sólo concretar qué ciudad se convertirá en el eje de esta candidatura italiana, aunque Roma parte con la mayoría de papeletas.

  • Buen articulo como siempre, pero tienen que corregir el titulo, en el año… no es 2014, sino 2024… Buen articulo, como siempre, saludo desde argentina. 🙂