¡Insólito!: Subastan el último chicle de Alex Ferguson

0

¿Estarías dispuesto a pagar por el último chicle que sir Alex Ferguson masticó durante su último partido como entrenador del Manchester United? Esa misma pregunta se la debió hacer el afortunado que halló en el terreno de juego la valiosa goma de mascar y que tuvo la genial idea de ponerla a subasta a través del conocido portal ebay.

Último encuentro de la temporada 2012/13 en la Premier League. En uno de los partidos con más emociones no por lo que se jugaban a nivel deportivo sino más desde el punto de vista sentimental, al ser el último en el que el legendario Alex Ferguson recalaría en el banquillo de su sempiterno Manchester United, los Red Devils se enfrentaban al West Bromwich Albion, encuentro que finalizó con un bonito homenaje como adiós al entrenador del Manchester, y por extensión, a los aficionados, con un 5-5- en el marcador.

Sin embargo, este encuentro, que ya colmó las portadas de los diarios de la prensa deportiva en Inglaterra como consecuencia de ser el último de Ferguson al frente del banquillo de los Diablos Rojos, ha vuelto a la primera plana de la actualidad de los principales medios de comunicación del mundo por un hecho insólito.

Conocedor de las costumbres del escocés al cargo de los de Manchester durante tantos años, un fanático seguidor británico se jacta de haber encontrado la que ha sido el último chicle, la última goma de mascar, que Ferguson degustó en su carrera deportiva como entrenador. Y para ello, no dudó, una vez finalizado el encuentro, en bajar al cesped del Hawthorns Stadium para tratar de encontrarla. Y con éxito. Hasta el punto de que ha puesto la misma en una vitrina y la subió al portal de subastas ebay con objeto de sacar algún dinero por ella.

Para comenzar, el anónimo ofertante vio con asombro como rápidamente la puja superaba los 150.000 euros en una cifra que muchos tildaron, incluso él, como una broma. Sin embargo, el interés de los aficionados por la misma fue en aumento hasta el punto que el adjudicatario final se hizo con ella por la escalofriante cantidad de ¡500.000 euros!

El afortunado fan que tuvo la feliz idea ya ha anunciado que destinará una parte de la subasta a acciones de caridad. Simplemente, parafraseando a Blaise Pascal, el fútbol mueve razones que la razón no entiende.