Independiente quiere salir de la crisis con sus aficionados a la espalda

0

La enorme crisis económica que atraviesa uno de los históricos clubes argentino, Independiente, ha llevado a sus directivos a la imperiosa urgencia de ingresar dinero por cualquier medio. Y como dicen que de la necesidad de hace virtud, el departamento de marketing del club argentino ha ideado una original forma de conseguirlo. Y todo, como siempre, se deberá al apoyo de sus aficionados.

Y es que el club ha lanzado lo que ha dado en llamar “El Espaldarazo”, consistente en ofrecer la posibilidad a sus aficionados de hacer figurar su nombre y apellido en la espalda o en el pecho de la camiseta en cada partido que el Rojo juege de local y en los clásicos que le toque de visitante.

Para ello ha habilitado cuatro lugares en la parte de atrás de su camiseta que tendrán un coste cada uno de ellos de 2.500 pesos, unos 450 euros al cambio, y un único espacio en la parte delantera de la camiseta, al lado del escudo, que tendrá un precio del doble que cada espacio de la espalda, es decir, 5.000 pesos, unos 900 euros. Todo esto dará como resultado que, por partido, habrá disponible 90 espacios a razón de cino apellidos por cada una de las 18 camisetas (11 titulares más 7 suplentes), lo que dará una recaudación gracias a El Espaldarazo de unos 270.000 pesos por jornada, unos 50.000 euros.

Ahora lo único que queda para convertir esta gran idea en un gran caso de éxito dentro del marketing deportivo es que, y nunca mejor dicho, los aficionados no le den la espalda. Veremos.

 Habrá cuatro lugares en la parte de atrás de la
casaca (cada uno costará 2.500 pesos) y uno en la parte de adelante, al
lado del escudo (saldrá 5.000). Serán, por partido, 90 espacios
disponibles a razón de cinco apellidos por cada una de las 18 camisetas
(las 11 titulares más las 7 suplentes). Y así, por encuentro, el Rojo
recaudará 270.000 pesos con esta movida. ¿Qué tal? “El Espaldarazo es
parte de un plan más integral que busca generar recursos genuinos. La
idea prendió en la gente y estamos recibiendo muchas consultas”, le
contó Javier Mazzeo, uno de los ideólogos de esta iniciativa, a Olé
. “Hay de todo. Como un hincha que quiere ponerle el nombre de su hijo a
una camiseta pero en algún partido de noviembre. ‘Porque va a nacer
para esa fecha’, nos comentó”, explicó Mazzeo, quien trabaja en esto
junto al equipo de la Subcomisión de gestión comercial del club.
La
idea apunta a los socios, hinchas y también a las peñas que tiene
Independiente en todo el país, ya que puede aparecer el nombre de la
peña en la camiseta (no así nombres de una empresa).
A diferencia
del resto de los partidos del campeonato, en los clásicos habrá un
precio distinto: en la espalda saldrá 5.000 pesos cada apellido y el del
pecho costará 10.000. Esto significa que en uno de esos encuentros
especiales, el club podrá recaudar 540.000 pesos. “Lo bueno es que nos
permitieron El Espaldarazo de visitante sólo en los clásicos, como
excepción. La realidad es que esta medida tuvo sus dificultades
operativas y de permisos, en lo que tiene que ver con la AFA y los
derechos de imagen. Costó pero por suerte a partir de este torneo ya lo
podremos implementar”.
El debut será en la segunda fecha, contra
Vélez. De los 90 espacios disponibles (contando las 18 camisetas) ya
están agotados más de 50. “La movida arrancó la semana pasada y se vende
a buen ritmo. No nos podemos quejar. Incluso ya hay gente que reservó
para el partido de la tercera fecha con Racing”, agregó Mazzeo.
Cada
persona que adquiera un lugar obtendrá como regalo una réplica de la
camiseta con su apellido. “El jugador no se elige. Eso será por sorteo”,
aclararon. En la web oficial (clubaindependiente.com) figuran los
detalles del plan. La idea, claro, es que la gente no le dé la espalda.