Hyundai y Volkswagen “se comen” el Mundial de Brasil 2014

0
Hyundai y Volkswagen "se comen" el Mundial de Brasil 2014
  • El 43% de las selecciones de Brasil 2014 (14 países) cuentan con firmas automovilísticas como importantes patrocinadores
  • Tan sólo 18 equipos nacionales no diponen de un patrocinador oficial en una marca de vehículos

Hasta 14 selecciones nacionales presentes en Brasil 2014 tienen dentro de su plantel de patrocinadores a fabricantes de automóviles entre los que destacan dos sobre manera: el grupo Volkswagen y la firma surcoreana Hyundai.

La multinacional alemana tiene una de las presencias más potentes dentro del Mundial de Brasil en cuanto a firmas de automóviles se refiere. No en vano, su patrocinio se extiende hasta en cinco selecciones nacionales: Bosnia, Brasil, Ecuador, Suiza o Rusia, quizás para compensar la ausencia de patrocinio en la selección alemana, que está sponsorizada en este apartado por la gran rival de Volkswagen, Mercedes Benz.

La mediaticidad de Hyundai, por su parte, se basa en la presencia como vehículo oficial del torneo, lo que supone satisfacer las necesidades de movilidad de organización árbtiros, representantes de los medios además de los 32 autobuses de las selecciones nacionales.

El resto de marcas, una sóla selección

El resto de firmas de automoción presentes en el Mundial de Brasil, sin embargo, se limitan a prestar su patrocinio y apoyo a una única selección nacional. Este es el caso de marcas como la ya citada Mercedes Benz, patrocinador oficial de la Selección Alemana de Fútbol, o Fiat, que hace lo mismo con la Selección Italiana de Fútbol.

La vena patriótica también está presente en la propia Hyundai, que es también patrocinadora oficial de Corea del Sur o la norteamericana Chevrolet, unida a través del patrocinio a los Estados Unidos.

En Inglaterra este apartado queda reservado a Vauxhall, un marca inglesa que controla la alemana Opel (no olvidemos que tanto Opel como Chevrolet pertenecen al grupo General Motors).

Kia Motors patrocina a Costa de Marfil, mientras que BMW hace lo propio en Bélgica y Peugeot  desempeña este papel en Argelia. Caso especial es el último en analizar: la relación entre la japonesa Nissan y España.  Este es otro caso donde ese patriotismo no existe (lo habría sido si en lugar de Nissan hubiera sido Seat la patrocinadora) pero que por diferentes motivos, sobre todo de escaso rendimiento en la relación, los japoneses ya han anunciado renunciar a dicho patrocinio para centrarse en la Champions League, a la que llegan comom mejor sustituto posible de la anterior patrocinadora, Ford.

En Nissan creen que la poca rentabilidad de su relación con la todavía Campeona del Mundo, España, se debe entre otros motivos al hecho de que importantes jugadores de la selección española, como Iker Casillas, es embajador de Hyundai, con lo que resulta muy complicado el poder explotar comercialmente dicha relación. Esto ha motivado que Nissan desee dejar a España para centrarse en la Champions.