Hublot: la mejor estrategia de lo que va de Mundial

0
Hublot: ¿la mejor estrategia comercial del Mundial?
  • La conocida marca de relojes de lujo ha dado un giro de tuerca a su estrategia para Brasil 2014 basada en el diseño que le está dando unos resultados excelentes
  • Hublot lleva asociado a los Mundiales desde la pasada cita en Sudáfrica

Aunque el análisis quizás debiera posponerse a la conclusión del Mundial, a día de hoy ya podemos afirmar con seguridad que hay una firma, patrocinadora oficial además de Brasil 2014 y de FIFA, que ya ha obtenido los resultados que esperaba con una estrategia tan simple como rompedora que ha acaparado las miradas de todos los seguidores, tanto los presentes en los estadios como los que ven transcurrir el Mundial a través de la televisión.

Si hubo una acción de marketing que llamó poderosamente la atención a todo el mundo en el partido inaugural de esta cita brasileña, esa no fue otra que la puesta en marcha por la firma de relojes de lujo Hublot, aunque para percatarse de la misma hubiera que esperar a los instantes finales de la primera parte, justo ese momento en el que el cuarto árbitro del encuentro, el iraní Alireza Faghani, a instancia del colegiado principal, Yüichi Nishimura, procedió a mostrar el tiempo de prolongación de ese primer periodo del encuentro entre Brasil y Croacia. Y llegado el momento, más que el tiempo de añadido, lo que llamó poderosamente la atención de los presentes en el estadio así como los que seguían el duelo por televisión, fue el peculiar diseño de la pizarra electrónica mostrada por Faghani para indicar la prolongación.

Un salto como de la TV en blanco y negro a la de color

Todo el mundo comentaba el nuevo diseño de las pizarras electrónicas aportado por la firma patrocinadora oficial del torneo, Hublot, que decidió poner fin a unas insulsas y monótonas pizarras en cuanto a su diseño para introducir un llamativo y original diseño en forma de cronómetro donde, sobreimpresionado, además del tiempo añadido, se podía leer con claridad y en letras mayúsculas, el nombre de la compañía Hublot.

Para muchos expertos, ha sido, en términos de diseño dentro del marketing deportivo, como el salto que se dio en su día de la televisión en blanco y negro a la televisión en color. Con el anterior diseño, una pizarra rectangular en colores monocromáticos, poca gente se percataba de la misma más allá de los minutos de prolongación. El simple gesto de cambiar el diseño y hacerlo mucho más atractivo visualmente ha provocado que el efecto conseguido sea radicalmente opuesto. El nivel de exposición de la marca se ha multiplicado de manera exponencial y muy pocos son los que no saben qué firma es la que aparece en la base de dicho “cronómetro”.

Al lado de FIFA y los Mundiales desde el año 2010

El año 2010 fue un año clave en la estrategia comercial de Hublot. Así, en el mes de abril de dicho año, apenas un par de meses antes del inicio del Mundial de Sudáfrica, la compañía de relojes de lujo decidió apostar firmemente por el mundo del fútbol alcanzando un importantísimo acuerdo con la FIFA en virtud del cual, la firma estaría al lado del Mundial de Fútbol y de la FIFA durante los dos siguientes campeonatos, el de Sudáfrica de 2010 y el de Brasil de 2014.

El Mundial africano pasó sin más pena que gloria para la marca. La exposición y repercusión mediática ni mucho menos en todo el torneo puede compararse a la que ha adquirido en apenas una semana de competición en Brasil. ¿Qué ha sucedido?

Hublot se percató del problema y trató de hallar soluciones. El periodo de máxima exposición de la marca a nivel mundial venía dado durante los 90 minutos de juego que duraba cada encuentro. Y sin embargo, todo este tiempo era incapaz de aprovechar para sacar el máximo rédito posible. Había que lograr captar la atención de los aficionados hacia esos momentos cruciales donde la tablilla o pizarra electrónica aparecía y era enfocada por cámaras de medio mundo.

La solución la encontró trabajando duramente en los siguientes cuatro años y a bien que la ha conseguido. El cambio radical en el diseño de la pizarra llama poderosamente la atención y durante el tiempo que lleva transcurrido del Mundial, la pizarra en forma de cronómetro de Hublot se ha hecho ya conocidísima entre los seguidores del torneo.

150 millones de euros por cada Mundial hasta el de 2022

Esta exposición que gana la marca no le sale nada barata. El acuerdo de FIFA con Hublot se tradujo en una contraprestación económica por parte de la marca de relojes de lujo de casi 300 millones de euros por esos primeros ocho años de relación, que recordemos abarcaba los Mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. El acuerdo ha sido recientemente renovado por otro periodo de 8 años más, es decir, otros dos Mundiales más, el de Rusia 2018 y el del año 2022, presumiblemente a celebrar por ahora, y a falta de confirmación oficial en sentido contrario, en Qatar. Y aunque las cifras no se han dado a conocer de este nuevo acuerdo, se estima que la marca abonará una cantidad muy similar a la FIFA por el nuevo contrato.