Greenwash Gold, la medalla de oro que nadie quiere ganar en estos Juegos

0

Dentro de poco darán comienzo los Juegos Olímpicos de Londres 2012, un acontecimiento para el que los atletas y deportistas se preparan a conciencia para lograr su único objetivo: obtener la medalla de oro.

Y no sólo los deportistas. Las compañías y marcas comerciales se esmeran en presentar sus mejores galas para convertirse en sponsor oficial de los Juegos o estar al lado de este o aquel deportista o equipo olímpico que le lleven a subir también al primer escalafón del podio, lo que se traducirá en pingües beneficios para esas compañías.

Sin embargo, hay una medalla de oro que estas marcas comerciales y grandes compañías internacionales no quieren ver ni en pintura. Os hablo de la Greenwash Gold. Sí, lo reconozco. A muchos la Greenwash Gold os sonará a chino. Bueno. Voy a tratar de explicaros qué es. La GreenWash Gold es un ‘galardón’ concedido por movimientos ecologistas como protesta a las estrategias de marketing de muchas compañías que, en su día a día cometen atrocidades en el cuidado del medio ambiente, y que esperan, ansiosas, la llegada de un gran acontecimiento o evento, en ese caso deportivo, de gran repercusión a nivel internacional, para unirse al mismo en calidad de sponsor o patrocinador oficial y de esa manera, tratar de ‘lavar’ su imagen en temas medioambientales. En definitiva, lo que se conoce como una acción ‘GreenWash’.

Este año estos movimientos ecologistas, encabezados por London Mining Network, Bhopal Medical Appeal y UK Tar Sands Network, han ido aún más allá y han creado la Greenwahs Gold, una ‘competición’ en la que estas compañías no quisieran estar presentes, y en la cual, los aficionados pueden votar a través de una web habilitada para ello, www.greenwashgold.org, quién es la medalla de oro en esta no gratificante carrera. Tres son las grandes candidatas que aspiran a ello, seleccionadas por la organización por sus ‘ataques medioambientales’: La petrolera BP, causante del mayor vertido de crudo que jamás haya visto la Humanidad en el Golfo de México, con terribles consecuencias medioambientales; la química Dow Chemical, que los que me seguís ya conoceréis porque ya os he hablado más de una vez por aquí por su escándalo en la India; y la tercera que tiene grandes posibilidades de subir a lo más alto de este podio es Rio Tinto, la compañía minera británica. Pero hay más: también están Adidas, CocaCola, BT, ATOS o EDF. Todas son potenciales ganadoras de una medalla que nadie quiere.

A la cabeza de todo este movimiento está una conocida, Meredith Alexandres, de la que ya os hablé por aquí por ser la comisaria de regulación sostenible de Londres 2012 que dimitió de su cargo provocando una enorme crisis en el LOCOG al incorporarse Dow Chemicals como patrocinador del Estadio Olímpico (Ver artículo en MD). Los organizadores tiene previsto dar a conocer al ganador de la Greenwash Gold 2012 unos días antes de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos. Mientras, las compañías afectadas andan seriamente preocupadas por el daño que a su imagen le puede suponer dicho galardón.