Greenpeace ‘nombra’ a adidas, Nike y Li-Ning reinas del Greenwash

0

No será sin duda alguna una noticia nada agradable para las grandes reinas del mercado de las marcas de ropa deportiva, Nike y adidas, a la que hay que sumar la de la gigante asiática Li-Ning, el anuncio realizado por la organización ecologista Greenpeace respecto a ellas.

Durante los últimos 24 meses cientos de
miles de activistas, fashionistas, bloggers y consumidores se reunieron
para pedir una moda sin contaminación. Desde los bailes stripteases que
rompieron récord en cascada en los medios sociales, el poder de la gente
provocó que 17 grandes empresas del sector textil hicieran compromisos
Detox.

Dentro de este escenario, Greenpeace ha considerado oportuno ver, en el momento actual, quién está
actuando por sus compromisos, estableciendo la nueva tendencia Detox en
la industria, quiénes nos están rezagando con sus promesas greenwash de
papel y quiénes se están quedando detrás de los líderes, al no estar
dispuestos a comprometerse con Detox y ponerle fin a su tóxica adicción.

Y en lo referente al mundo del deporte, el ranking de las compañías que, a pesar de tener un compromiso con los criterios establecidos por dicha pasarela, no han cumplido con los mismos en estos últimos dos años, lo vienen a ocupar las dos grandes firmas de ropa deportiva a nivel mundial, Nike y adidas, que, unidas a la china Li-Ning, completan un podium en el que a buen seguro, jamás hubieran querido estar.

Así, Greenpeace acusa a dichas firmas decontinuar usando sustancias químicas peligrosas en la elaboración de sus prendas y contaminando los ríos. Debido a ello, a ese no cumplir con los compromisos que en su día prometieron, la organización las clasifica como Greenwashers, catalogando de este modo a aquellas firmas que sólo pretenden lavar su imagen con la promesa de una serie de criterios respetuosos con el medio ambiente y con la salud, aunque sólo en apariencia, pues no los trasladan finalmente a sus procesos de producción.

En este sentido, y según Greenpeace, ni adidas, ni Nike ni Li-Ning cumplen las promesas que firmaron hace ahora dos años, ocultando así procesos de producción donde la salubridad de sus prendas dejan mucho que desear tanto desde el punto de vista del respeto al medio ambiente como a la salud de los consumidores según Greenpeace.

 “Adidas, Nike y LiNing se manifestaron públicamente por un futuro
libre de tóxicos desde 2011, pero vemos que lo único que están
‘limpiando’ es su imagen; en realidad no están haciendo cambios en sus
procesos de fabricación para eliminar alguna de las sustancias
prioritarias, como el nonilfenol, un contaminante ambiental persistente
capaz de provocar trastornos hormonales. Estos Greenwashers se presentan
al público como conscientes y responsables con el ambiente, pero su
falta de acción demuestra lo contrario”, señaló Sinaí Guevara,
coordinadora de la campaña de Tóxicos de Greenpeace México.
“Es irónico que las mismas empresas que nos dicen que ‘Impossible is Nothing’ y ‘Just do it’ (“Nada es imposible” y “Házlo”), son las
mismas que no han tomado ninguna medida creíble para lograr un futuro
libre de tóxicos. Por eso hoy los desenmascaramos”, abundó Guevara.

La pasarela Detox fue creada para conseguir una industria de la Moda libre de tóxicos para el 2020. Así, con el objetivo de tener un futuro libre de tóxicos se llamó a
las compañías a adoptar e implementar soluciones Detox individuales,
comprometiéndose a eliminar el uso de todos los químicos peligrosos de
su cadena de suministro global y sus productos para el 1 de enero del 2020.