Gazprom se hace con el Estrella Roja de Belgrado

0

Jugador del Estrella Roja de Belgrado con el logo de Gazprom en la camiseta

  • Gazprom está dispuesta a poner encima de la mesa 100 millones de euros para hacerse con el control del club

El interés por una de las compañías energéticas más importantes del mundo por el fútbol no es, para nada, nuevo. Más bien, al contrario. Cualquiera que esté dentro del sector conoce desde hace tiempo el repentino interés que la compañía energética ha dejado patente en los últimos años por el fútbol. Sin embargo, ese interés se convierte ahora en un plan mucho más elaborado que habla de la ambición que está demostrando una compañía como Gazprom en el deporte en general, pero sobre todo, en el fútbol en particular.

A la caza del Estrella Roja

Todo está ya perfectamente planificado. El próximo día 19 de octubre, coincidiendo con la visita de Vladimir Putin a la capital serbia, Gazprom quiere cerrar (ese mismo día) la compra de uno de los clubes con más historia de toda Serbia: el Estrella Roja de Belgrado.

Para ello, Gazprom pondrá encima de la mesa 100 millones de euros para sanear las cuentas de un club que ya ha estado contando con la compañía de gas como principal patrocinador desde el año 2010. De este modo, la compañía energética se hará con la totalidad del club más laureado de Serbia.

Reparto equitativo

La compra del Estrella Roja de Belgrado por parte de Gazprom supondrá un reparto equitativo para todas las partes que se pueden ver afectadas en el proceso. Así, de esos 100 millones de euros que está dispuesto a abonar la gasista, 40 millones irán directamente al propio estado serbio; otros 20 tendrán como destinataria la ciudad de Serbia mientras que el resto, los otros 40 millones, se destinarán a abonar las deudas que tiene el club.

Se cierra así una serie de movimientos hasta la fecha que ha estado llevando a cabo la compañía rusa dentro del mundo del fútbol en los últimos tiempos. Así, en el año 2012, Gazprom llegaba al Chelsea de Abramovich como nuevo patrocinador para tan sólo un mes después comenzar a circular los rumores de un posible interés por entrar en el AC Milan como nuevo co-propietario junto con la familia Berlusconi. Unos meses más tarde seguiría los mismos pasos en el PAOK griego al que llegaría con una suma importante de dinero para sanear sus delicadas cuentas.

Movimientos todos más que interesantes pero que no eran más que la continuación de otros que llevaron a la firma rusa a clubes como el Schalke 04, el Zenit de St. Pettersburgo o la propia UEFA, sponsorizando la Champions League.