Gatorade, Jordan y Nike y la victoria de los Heat

0

Todo el mundo, a estas alturas, debe saberlo ya: los Miami Heat son, por segundo año consecutivo, ganadores del ansiado anillo de campeón de la NBA al vencer en el séptimo encuentro en una final de infarto a los Spurs de San Antonio, que en varios momentos de esta eliminatoria han tenido el anillo casi en sus dedos aunque al final la victoria haya caído del lado de los de Miami.

Desde ese mismo momento de su victoria, la maquinaria de los departamentos de marketing de las principales marcas comerciales que patrocinan a los Heat se pusieron en marcha. Ya vimos aquí en MD la particular felicitación, nada más concluir el encuentro y emitida por televisión y por las redes sociales, que realizaba Nike a uno de sus principales embajadores dentro de la NBA, Lebron James, con un contestador telefónico en el que diferentes personalidades felicitaban a Lebron por su segundo anillo, una iniciativa catalogada como genial en su concepción, magnífico en su ejecución por su rapidez, nada más acabar el encuentro con frases que duda cabe que pregrabadas. Y si ayer hablábamos del golpe que adidas, patrocinador en exclusiva de toda la NBA daba a Nike al aprovechar la imagen de embajadores de Nike para vestirlos con su ropa de celebración del título, en aquel momento era Nike la que asestaba un duro golpe a los alemanes a través de su embajador, con un nivel de exposición de la marca gigantesco. Otro debate sería valorar qué acción de las dos tuvo más repercusión sobre la marca rival. Pero, como decimos, ese es otro debate.

Pero volviendo al tema homenajes, nada más concluir la final, las marcas comerciales se han apresurado a tratar de sacar rédito al triunfo de los Heat y aprovechar la ola de popularidad en la que están actualmente subidos para ganar, aunque sea temporalmente, unos valiosísimos puntos de exposición de sus marcas. Tres son los ejemplos que traemos a continuación.

En primer lugar, señalaremos el homenaje que la conocida marca Gatorade ha realizado a uno de sus principales embajadores, Dwayne Wade, que ilustra y protagoniza la campaña de felicitación de la compañía aprovechando el título de los Heat. No debemos olvidar que Gatorade patrocina a Wade, pero no a los Heat. Wade lleva con la marca desde el año 2005.

Otro particular homenaje es el que hace la firma Jordan al héroe del sexto encuentro, Ray Allen, autor del triple que llevó a la prórroga el partido cuando, a falta de pocos segundos para la finalización del mismo, perdían por 5 puntos. y que acabaron finalmente ganando los Heat. Allen es quizás uno de los embajadores más antiguos que pueda tener en nómina la firma Jordan. Por eso ha querido rendir un sentido homenaje que, más que nada y como decimos, trata de aprovechar el triunfo de los Heat para ganar exposición mediática.

El último de estos ‘homenajes’ en los que nos estamos fijando hoy que las marcas comerciales han lanzado para aprovecharse del efecto ‘anillo’ de los Heat es, como no, el de la firma Nike. Nike está aprovechando a su gran figura, Lebron James, para atraer los focos de la atención mediática hacia su orilla y restarle protagonismo a adidas, repetimos, patrocinadora en exclusiva de la NBA. Con una campaña en la que viste de oro a Lebron, está rentabilizando al máximo su WIITNESS, del que ha lanzado toda una línea entre las que se encuentran una camiseta que ya está siendo demandada por los aficinados y que Nike ha fijado como fecha de lanzamiento a finales de Junio aunque ya se pueden reservar.

Tres ejemplos. Tres historias. Tres maneras de ver cómom las marcas comerciales, sin ser sponsors principales de un acontecimiento o de un torneo o de un equipo, son capaces de aprovechar el tirón de un triunfo para popularizar su marca.