Gareth Bale presenta sus nuevas adidas

0

Se acerca el Mundial de Brasil 2014. Y en un sector como el del marketing deportivo, es de sobra conocido, de hecho lo hemos comentado en más de una ocasión en Marketing Deportivo MD, como las firmas comerciales apresuran y presentan sus mejores galas en forma de estrategias y campañas para aprovechar el enorme tirón mediático que supondrá la celebración de la cita brasileña.

Pero frente a estas campañas de activación de las marcas comerciales de los embajadores de las mismas que estarán presentes en el Mundial, hay otra activación paralela de estas compañías, sobre todo de las grandes firmas de ropa deportiva, para activar y que no caigan en el olvido temporal durante el Mundial las grandes estrellas del fútbol, brand ambassadors de dichas firmas, que no estarán presentes en el próximo Mundial.

Así lo hemos podido ver hace tan sólo unos días con la campaña emprendida por Nike de apoyo y activación de la marca con Zlatan Ibrahimovic, uno de sus grandes embajadores dentro del mundo del fútbol pero que quedó apeado de participar en el Mundial tras caer eliminada su selección, Suecia (adidas) a manos de Portugal (Nike).

Y en la misma circunstancia se encuentra una de las grandes estrellas internacionales de su gran rival adidas. Hablamos del galés Gareth Bale, un jugador de una enorme calidad y reputación a nivel mundial enrolado en las filas del Real Madrid pero cuya debilidad de la selección le ha impedido (y probablemente le impedirá como le ocurrió con anterioridad a otros grandísimos jugadores de aquel país) acudir a una gran cita internacional representando a su nación, Gales.

Así, la marca alemana organizó en el día de ayer un acto para presentar las nuevas botas que utilizará el jugador galés con su club hasta la conclusión de la presente temporada, las nuevas adizero f50, para mayor gloria de las nuevas botas de adidas, de la propia marca y, como decimos, para reactivar el patrocinio de la marca con el jugador galés antes de que la vorágine del Mundial oculte todo aquello que no huela a Copa del Mundo.

Gareth Bale siempre ha sido un hombre adidas. Desde que comenzara a
despuntar en el mundo del fútbol, allá por los 16 años, la firma alemana
unió su designios a la imagen del jugador, considerado ya por aquel
entonces una de las grandes promesas del fútbol galés. adidas jamás
llegó a pensar que Bale se convertiría en el fenómeno mediático en el
que se ha convertido de unos meses hasta ahora. Más bien invirtió en el jugador que más despuntaba ya por entonces en el fútbol de Gales para asentar su imagen en aquel país. adidas abona en la actualidad alrededor de 2,5 millones de euros anuales al jugador del Real Madrid, aunque su intención es renovar y mejorar cuanto antes el contrato que les une ante los cantos de sirena que comienzan a llegarle desde la gran rival de adidas, la multinacional Nike.